La capa de ozono se recupera lentamente

el

La capa de ozono se recupera lentamente

-En 1985 se descubrió que la capa de ozono tenía un agujero justo por la zona del antártico, símbolo del daño ambiental provocado por el ser humano

AGENCIA

Es indiscutible que el hombre ha causado grandes daños al planeta Tierra. En 1985 se descubrió que la capa de ozono tenía un agujero justo por la zona del antártico, el cual, según la revista Science “ha sido un poderoso símbolo de la capacidad de la humanidad para causar daños ambientales no deseados”

Para nuestra fortuna una investigación publicada en la revista cientifica, ya mencionada, asegura que dicho agujero se está reduciendo. "Es una gran sorpresa", dijo Susan Solomon, química atmosférica para el Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge y Directora de la investigación.

En gran medida esto es el resultado del acuerdo internacional “Protocolo de Montreal”, que fue firmado en 1987 con el objetivo de eliminar gradualmente la producción industrial de los clorofuorocarbonos (CFC): las sustancias químicas que ayudan a desencadenar la destrucción del ozono estratosférico, que filtra la luz ultravioleta cancerígena que contiene cloro. 

A pesar de la buena noticia, los investigadores explicaron que el agujero no se cerrará por completo hasta mediados del siglo, pero el simple hecho de ver avances los tranquiliza. "Usted quiere estar seguro de que las acciones que hemos tomado han tenido el efecto deseado", afirmó Solomón.

La investigadora y sus colegas encontraron que la tendencia de curación fue más evidente en el mes de septiembre. Para obtener los resultados realizaron mediciones con satélites y globos meteorológicos. Su equipo encontró que, desde el año 2000, el agujero se ha reducido 4 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente un área más grande que el territorio de la India.

Para determinar si la prohibición de los contaminantes sirvió para este logro, los investigadores utilizaron un modelo atmosférico 3D para separar los efectos de las sustancias químicas a las provocadas por el tiempo como los vientos, la temperatura, las erupciones volcánicas, que agotan la capa de ozono mediante el bombeo de partículas de sulfato en la atmósfera superior.

El modelo confirmó que la disminución de los niveles de cloro y bromo eran responsables de la tendencia de curación a largo plazo. "Para mí, es la primera vez que se ha demostrado de manera inequívoca," escribió Neil Harris, científico atmosférico de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, que no participó en la investigación. 

Para Paul Newman, encargado del sitio web de “Ozone Hole Watch: Latest status of Antarctic ozone” de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland, el hallazgo de Salomón resuelve un verdadero rompecabezas de la ciencia.

Comentarios