Nueva evidencia sobre mutilación de la oreja de Van Gogh

el

Nueva evidencia sobre mutilación de la oreja de Van Gogh

-El recinto con la mayor colección del post-impresionista dedicará por vez primera una muestra a la lucha entre la creación plástica y su padecimiento mental

AGENCIA

Desde su creación en 1973, el Museo Van Gogh en Ámsterdam, poseedor de la colección más grande de piezas firmadas por el genio post-impresionista, centró sus exposiciones en la progresión estética y la técnica del holandés, hasta la muestra “On the verge of insanity” (Al borde de la locura), que se inaugura este viernes y en la cual, además de 25 pinturas, se exhibirá nueva evidencia sobre la insigne mutilación de su oreja izquierda.

Una de las piezas más atractivas de la exposición será el diagrama de la amputación y una nota médica realizadas por Félix Rey, el especialista que trató al pintor en el hospital de Arlés, Francia, en diciembre de 1888, después del incidente. En el dibujo se aprecia que el paciente cortó casi todo el pabellón auricular y dejó solamente una parte del lóbulo. Éste se exhibirá junto a un retrato del médico realizado por Vincent, como pago por sus servicios.

El documento fue hallado en la Librería Bancroft, de la Universidad de California, por la historiadora irlandesa Bernadette Murphy durante una investigación sobre el último periodo del artista para el libro “Van Gogh’s Ear: The True Story” (La oreja de Van Gogh: La verdadera historia) que se presentará en el marco de la exhibición.

La determinación de la pinacoteca neerlandesa obedece a las constantes peticiones del público asistente sobre la veracidad y la gravedad de la historia, qué tanto del incidente es un mito y, por consiguiente, qué tanto de él es veraz, o qué padecimiento mental le aquejaba.

Algunos médicos suponen que padeció epilepsia del lóbulo temporal, lo cual deriva en convulsiones, comportamiento errático y pérdida de la conciencia; mientras que otros sugieren que sufría trastorno bipolar. Para abordar estas hipótesis, el museo acogerá un simposio en el que varios especialistas opinarán al respecto.

Pero la muestra, acotan los funcionarios del recinto, no pretende vincular la obra con su estado mental, sino abordar el tema en el sentido de cómo fue que Vincent Van Gogh tuvo que lidiar con esta progresión para continuar con su ejercicio plástico.

Las obras destinadas para exhibirse en un piso del museo pertenecen en su mayoría a la última etapa de su vida, cuando los problemas se intensificaron, desde el incidente del corte de su oreja, hasta su aparente intento de suicidio en Auvers-sur-Oise, en 1890, un periodo en el que, pese a sus constantes crisis e imposibilidad para escribir, permaneció prolífico sobre el lienzo. 

“On the verge of insanity”, que concluye el 25 de septiembre, además exhibirá documentos inéditos y otros objetos que ofrecen evidencia más detallada acerca de la patología de Van Gogh, como un revólver corroído que pudo usar para dispararse en el pecho.

Comentarios