Aficionado pedaleó hasta Rusia

el

Aficionado pedaleó hasta Rusia

-Santiago Reale llegó a Moscú para ver a Argentina en Rusia 2018, aunque aún está a la espera de conseguir boletos

AGENCIA

Lo suyo son los extremos y haber nacido en la parte más al sur del continente americano le permitió imaginar una travesía sencilla de contar pero que le requirió cuatro mil kilómetros de pedaleo.

Argentino de la Patagonia, Santiago Reale llegó hace un par de días a Moscú, el final de un viaje que paradójicamente apenas comienza, pues todo lo hizo para ver a la Albiceleste en Rusia 2018, aunque aún está a la espera de conseguir boletos.

“Este paseo empezó hace tres meses, a principios de marzo, cuando me tomé un avión de Buenos Aires a Barcelona y en Barcelona empezó todo. Ahí terminé de armar la bicicleta y salí con destino final Rusia, a donde finalmente llegamos. Fue un desafío todos los días, todos los días siempre fue algo nuevo”, relató a Mediotiempo.

A la bicicleta le puso nombre: La Capitana. Pintada de azul, su vehículo cuenta hasta con cocina, según presume, por el bolso al lado de la llanta delantera donde carga con una hornilla y los utensilios indispensables.

Pero también lleva bolsa de dormir, documentos, tienda de acampar y un pequeño bolso de herramientas, que afortunadamente requirió poco porque en los cuatro mil kilómetros recorridos nunca se le ponchó una llanta.

Tras aterrizar en Barcelona, recorrió todo Francia. De ahí pasó por ciudades como Munich, Salzburgo y Linz. Luego siguió República Checa, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Finlandia y finalmente San Petersburgo, donde tomó un tren para llegar a Moscú.

Con la cuenta en seis días, presumía la bicicleta a quien se acercara, ya fueran colombianos o hasta árabes, pues este punto moscovita, también a unos metros de la entrada a la Plaza Roja y el Kremlin, ya luce con aficionados de varios países.

Comentarios