Caliente empate en La Bombonera

el

Caliente empate en La Bombonera

AGENCIA

La caldera del diablo ardió con el frenético empate entre Toluca y Chivas en un juego que tuvo de todo. Goles tempraneros, polémica arbitral, expulsados y una bronca fueron el marco del empate a dos tantos que al final, de poco le supo a ambas escuadras, ya que los Choriceros sumaron dos juegos sin victoria, mientras que Guadalajara sigue sin poder conocer la victoria en el Apertura 2018.

La cuenta creció para unos rojiblancos que no ganan en la capital mexiquense desde hace siete años, y aunque estuvieron cerca, pecaron al no saber definir.

Al final, la gente se fue con las emociones a flor de piel, pero con el sinsabor de una igualada intensa, pero poco fructífera.

EL JUEGO

Urgido de reaccionar ante el mal inicio de torneo, Chivas se metió ayer al infierno de Toluca en busca de encontrar los puntos que había dejado escapar, y de paso, poder trabajar con la tranquilidad de un buen resultado. Sin embargo, las cosas no pintarían bien para los tapatíos. Muy temprano en el juego, Toluca demostró que haría pesar su casa y de la mano de Rubens Sambueza le hicieron daño a la zaga chiva.

Un servicio entre líneas del capitán rojo, justo al movimiento de Alexis Vega a las espaldas de los centrales. El delantero choricero recibió la pelota, eludió a Gudiño en su salida y con frialdad, la mandó a guardar. La caldera del demonio hizo rápido ebullición.

Guadalajara estaba desorientado. Le costó trabajo meterse al juego tras el tanto en contra, pero de a poco lograron despertar y poner aprietos al cuadro bajo mexiquense. Primero fue un desborde de Gael Sandoval entre dos marcadores en donde el mediocampista se apoyó en Orbelín Pineda, quien de primera fue a puerta sin lograr su cometido. El propio Walter tuvo su chance al recibir un centro pasado que controló y en dos tiempos, prendió de aire la de gajos, aunque sin dirección.

El poste impediría el empate del chiverío. Isaac Brizuela tomó recibió de espaldas al arco y con una media vuelta, reventó la base del poste. Se salvaba el rojo.

El asedio rojiblanco fue en crecimiento y parecía cuestión de tiempo para que cayera el empate, de hecho, fue un tema de centímetros lo que le negó a Guadalajara la igualada, ya que Pulido quedó mano a mano con Talavera, le picó la bola con sutileza y cuando ya celebraba, Tobio se atravesó y le negó el gol.

Inmediatamente después, en la contra, Canelo habilitó a Sambueza y Rubens pudo hacer más pesada la loza, mas no logró ser certero y cruzó demasiado su disparo.

Chivas no se detuvo en su afán de igualar y obtuvo su premio cuando Sandoval, en una gran acción individual, buscó con parte interna el ángulo superior izquierdo de Talavera. La pelota fue a dar al poste y rebotó hacia donde justo estaba Zaldívar. Ángel no tuvo más que darle el pase a la red, ya que el cancerbero rojo estaba vencido tras el inservible lance.

Con el inicio del segundo tiempo fue Toluca el que quiso imponer condiciones, mismas que no logró marcar del todo, ya que prácticamente en el primer avance, la visita les dio la vuelta. El “Conejito” logró llegar a línea de fondo por derecha para meter un centro a primer poste. Zaldívar fue más rápido que su marcador y picó para anticipar y de cabeza conseguir su doblete. Chivas estaba de regreso.

La recta final del encuentro presentó a dos escuadras que rompieron lanzas en busca del gol de la victoria.

En el agregado, Luis García se puso la capa de héroe. El portero que sustituyó a Talavera salvó el que era el gol del triunfo para Guadalajara. El meta se tiró a los pies de Godínez y le arrebató la gloria.

Al final, todo estalló con una bronca propiciada por un jalón de Triverio sobre Pineda. Los golpes y empujones no se hicieron esperar, Orbelín se fue expulsado y momentos después, Ramos Palazuelos decidió poner fin a una batalla que simplemente repartió puntos.

Comentarios