Indigente vive en la calle

el

Indigente vive en la calle

-Existe gran indiferencia ante este tipo de personas con discapacidad mental

Por Rosa I. Melo

La historia de José, ha pasado a ser indiferente por la ciudadanía que día a día lo ve bajo la sombra de una palma, y sólo es acompañado por una manada de perros que buscan la sombra bajo autos que se encuentran cerca, vive gracias a que de vez en cuando le dan un taco o para un refresco que comparte con los caninos, al encontrarse en situación de calle y con discapacidad mental.

Este indigente como otros que vagan por las calles de esta ciudad, padecen de hambre, frío o calor extremo debido al abandono de sus familias o porque los han venido a dejar de otros municipios, es triste la situación, la desatención de las autoridades y el trato indiferente de la ciudadanía los hace vulnerables.

José, vaga desde hace años por los diferentes sectores de Cerro azul, y es conocido como “El encantador de perros”, ya que sus fieles amigos lo acompañan a todas partes y le brindan el cariño que su familia y semejantes no le han querido dar.

Esta situación no es la única, y son varios individuos que habitan en la vía pública, y es común ver personas entradas en años y con discapacidad física y mental, pidiendo monedas en la entrada de cajeros, tiendas y en donde ellos consideran que les pueden ayudar a comer cada día.

Sin embargo aún existen personas de buen corazón, que ayudará a este indigente, que pondrá a disposición su profesionalismo y buscará hacer responsable a su familia del abandono en que se encuentra.

Por otra parte hace falta alguna institución que se haga cargo o ayude a personas en situación de calle, que verdaderamente funcione, para darles cobijo y buscar solución.

Comentarios