Fervor religioso en Amatlán

el

Fervor religioso en Amatlán

-Con danzas autóctonas celebran la Natividad de la virgen María

Por Mario Herrera Rocha

Con gran fervor, habitantes de la comunidad Amatlán vivieron la fiesta patronal en honor a la Natividad de la virgen María, que culminó el pasado viernes. “La celebración comenzó ocho días antes con peregrinaciones provenientes de los siete centros de reflexión, coordinada por el Consejo Parroquial”, detalló el promotor cultural Santiago Pérez Gómez.

Explicó que el Consejo lo encabeza el párroco Ángel de los Santos Paulín y está conformado por los titulares de los centros de reflexión y de los grupos religiosos, al igual que las hermanas pertenecientes a las Misioneras Diocesanas del Carmelo, con sede en San Luis Potosí.

En esta ocasión, el Padre realizó por primera vez la bendición de los pozos que en tiempo de escasez de agua abastecen a la población, como es el caso de El Pozo Grande, El Pocito y el de la Familia Gonzáles Rivera. “Faltaron los del Barrio Huasteco: La Ceiba, El Chorrito y El Payal, pues la lluvia no lo permitió”, expresó Santiago Pérez.

El Presbítero reprodujo una lectura de La Biblia, misma que se tradujo en la lengua tének (huasteco), roció agua bendita y se efectuó un ritual con incienso, para culminar por la noche con la quema de los tradicionales toritos.

Los asistentes apreciaron las danzas autóctonas los Voladores de Papantla, El Chul de Ozuluama, Azteca y Tlamalinxóchitl de Tamalín, El Rebozo del Barrio Huasteco y la Danza Monarca, con más de 100 años de ejecutarse, comandada por Fidel Mogollón de los Santos y estrenando vestuario e instrumentos otorgados por el Programa PACMYC 2016.

Comentarios