Naranjos ciudad de membrete

el

Naranjos ciudad de membrete

-Carece de un desarrollo sostenido y palpable y de servicios estructurales

Por Mario Herrera Rocha

“Desde 1971, año en que la población de Naranjos fue elevada a la categoría política de ciudad, quienes la habitamos nos tomamos muy en serio tal distinción al grado en que muchos comenzaron a llamarle Ciudad Naranjos”, expresó el trabajador de Petróleos Mexicanos, José Luis Padilla Mar.

Dijo que “antes de creer que vivimos en una ciudad, debemos detenernos a pensar que el desarrollo urbano de todo núcleo demográfico debe ser sostenido y palpable, no maquillado como ocurre con Naranjos, que carece de servicios bien planeados y estructurales”.

Como ejemplo habló de la falta de un circuito integral de desagüe. “Se habla de drenaje sin que exista un circuito integral, ya que se ha venido construyendo en forma intermitente, por colonias y sectores, sin una interconexión que cumpla con la función de transportar los residuos a un área específica, que en este caso sería una planta de tratamiento de aguas”, manifestó.

Padilla Mar aseveró que, sin duda, es de extremada urgencia la elaboración de un proyecto para la edificación de instalaciones adecuadas que eviten seguir dañando el río Tancochín. “Decir ciudad no es sólo decirlo; debemos desarrollar una infraestructura que sea útil a la sociedad o toda la contaminación que generamos se nos revertirá”, acotó.

“No debemos olvidar que todo el marisco que llega hasta nuestras mesas proviene de la laguna de Tamiahua, un vaso lacustre que nosotros mismos hemos venido contaminando desde hace muchos años, por lo que debemos emprender acciones antes de que sea demasiado tarde”, enfatizó el entrevistado.

Comentarios