Sin conciencia, sierra deforestada

el

Sin conciencia, sierra deforestada

-Día Mundial del Medio Ambiente, más palabras que hechos

Por Mario Herrera Rocha

Oficialmente, en diversos foros se habla de México como un ejemplo a seguir en materia ambiental, debido a su cooperación en temas como energía limpia y mitigación del cambio climático, sin embargo hacia el interior falta mucho por hacer en cuanto a conservación del entorno ecológico se refiere.

Tal parece que las conmemoraciones del Día Mundial del Medio Ambiente se componen más de palabras que de hechos, pues al menos en este municipio queda la memoria de actos realizados en el parque Ecológico del Río Tancochín, donde por un día se reúnen instituciones educativas y otros organismos para limpiar el afluente, pero al siguiente día todo vuelve a la normalidad.

Lo mismo ocurre en la mayoría de las localidades asentadas en las faldas de la Sierra de Otontepec, en las que no se ve reflejado ese respeto que otras naciones le prodigan a México, pues ese gran pulmón se sigue deforestando día con día para la obtención de más extensiones de tierra para vivienda, ganadería y agricultura.

Considerada como Área Nacional Protegida (ANP) de competencia estatal desde el 2 de marzo de 2005, esta formación montañosa comprende alrededor de 15 mil hectáreas, se ubica dentro de la Huasteca, al norte de la entidad y en medio de la llanura costera del Golfo de México, con una gradiente altitudinal que va de los 350 a los mil 320 metros sobre el nivel del mar.

A través de varios afluentes, provee de agua a Tepetzintla, Ixcatepec, Chontla, Citlaltépec, Tantima, Tamalín, Chinampa, Tancoco, Cerro Azul, Tamiahua, Ozuluama y parte de Álamo y Tuxpan, de ahí la importancia de su conservación.

Comentarios