Parque Ecológico abandonado

el

Parque Ecológico abandonado

-Luce lleno de basura, de piedra y maleza y carece de iluminación

Por Mario Herrera Rocha

Mal aspecto a propios y extraños brinda el denominado Parque Ecológico del Río Tancochín, ubicado en la margen derecha del río del mismo nombre, que para muchos es el lugar de las dos grandes mentiras, pues aseguran que ni es parque ni es ecológico.

Si bien la anterior administración municipal colocó varios letreros prohibiendo tirar basura y colocó botes para que ahí se depositaran los desechos, estos últimos se encuentran retacados y continuamente son derribados por perros callejeros.

Aunado a ello, existen montículos de piedra abandonados, hierba muy alta y en algunas partes las banquetas están cubiertas de tierra, sin contar el olvido en que se encuentra una escultura que representa a una mujer bañándose en las otrora cristalinas aguas del afluente.

Por si fuera poco el espacio carece de iluminación y vigilancia continua, ante lo cual por las noches se convierte en refugio de malvivientes e incluso el año pasado se escenificó el asesinato de un guardia de seguridad en ese sitio.

Dicho paseo está conformado por una franja de tierra localizada entre el río y la tienda Soriana Express, junto al área donde hace más de 60 años se encontraba una serie de casas en las que vivían trabajadores de Pemex, de las que aún quedan algunos vestigios.

La conformación de un Parque Ecológico en ese punto fue iniciativa de la desaparecida Comunidad Ecologista del Río Tancochín (CERTAC), sin embargo sus integrantes sólo se hicieron cargo del mismo durante un corto tiempo, desatendiéndose de su cuidado posteriormente.

Comentarios