Corruptela descarada en Tránsito y Policía

el

Corruptela descarada en Tránsito y Policía

Se quejan de la mala forma de trabajar del Director King

REDACCIÓN

Tuxpan

El exceso de confianza en el abuso de poder, han vuelto cada vez más corrupto al titular de la Dirección de Policía y Tránsito del municipio, Eduardo Rosales King, al tener dos instancias a su cargo lo han vuelto un mandamás que sólo extiende la mano para cobrar cuotas y cometer abusos entre la población, especialmente en período vacacional hacia la gente foránea.

La gente que llega a visitar el Puerto no quiere andar en trámites perdiendo su valioso tiempo, pues llegaron a divertirse, por lo que de inmediato “sacan” para “la mordida” sin conocer si es mayor o menor la cuota de la multa que tal vez sí cometieron, pero que posiblemente sea mucho menor a lo que los tránsitos les piden.

Cada una de las oficinas que dirige “King” tiene excesos en el uso de sus facultades, pues mientras en la Policía Municipal los mismos elementos tienen la encomienda de levantar a cuanta gente se encuentran mal parada, a los borrachos la suerte no les favorece más, ya que en cualquiera de los casos son asaltados.

 

Un testimonio verídico es el siguiente: “a mí me preguntaron qué cuánto traía y sólo había salido a correr, no traía más que mi celular y eso me quitaron, porque de lo contrario me iban a llevar al tambo me dijeron” manifestó un ciudadano que dijo nada estaba haciendo y es que afirmó que si “me llevaban me iban a querer sacar más dinero” y todo porque deben llevar la cuota diaria para que King los deje seguir en la corporación.

En otras circunstancias los choferes de taxis indican que ya les está permitido “hacer sitio” en lugares que están prohibidos y el mejor ejemplo es en “Arteli” pues ahí pelearon para acomodarlos en bajos del puente y ahora por una cuota diaria de 20 pesos por coche pueden subir a la gente estando los tránsitos junto a ellos y no pasa nada.

 

Por todo lo anterior, muchos ciudadanos opinan que deberían remover del cargo al que en otro momento fue un buen elemento, pero que ahora se convirtió en un delincuente con máscara de funcionario, que atraca a través de sus elementos que deberían estar para salvaguardar el orden público.

Comentarios