'Aquarius' dispara crisis

el

'Aquarius' dispara crisis

-Migrantes a bordo del buque en ruta hacia España

AGENCIA

La crisis entre Francia e Italia provocada por los migrantes del buque Aquarius se agravó, puesto que Roma exige excusas de París tras declaraciones consideradas "inadmisibles", al punto de amenazar la concreción de un encuentro entre los dirigentes de ambos países el viernes.

Tuvo  lugar un nuevo episodio entre ambos países, puesto que el ministro de Finanzas italiano, Giovanni Tria, decidió quedarse en Roma en vez de reunirse, como estaba previsto, con su homólogo francés, Bruno Le Maire. Este último dijo "lamentar" esta decisión y que espera concretar un encuentro "muy pronto".

Ante la negativa del gobierno de Italia a recibir a más de 600 migrantes rescatados en el Mediterráneo, una embarcación de Médicos Sin Fronteras se dirige a España.

El presidente francés, Emmanuel Macron, cuyas declaraciones hechas causaron ira en Italia, llamó a no "ceder a la emoción", asegurando que continúa trabajando "mano con mano" con Italia.

No obstante, fueron sus declaraciones, denunciando "el cinismo y la irresponsabilidad del gobierno italiano" tras su rechazo a acoger al Aquarius, las que encendieron la mecha de un polvorín.

Italia consideró "inaceptable" estas declaraciones sobre el rechazo italiano a recibir al buque humanitario  y los 629 migrantes que transportaba.

Además de Macron, el portavoz de su partido, La República en Marcha, Gabriel Attal, declaró que la posición de Italia era "vomitiva".

Luego de 72 horas de crisis en pleno Meditarráneo, el Aquarius puso rumbo el hacia España, que aceptó que atraque en el puerto de Valencia.

Comentarios