Carlos Reyes, inútil alcalde de Cerro Azul

el

Carlos Reyes, inútil alcalde de Cerro Azul

-Mientras la delincuencia se apodera de las calles y familias de Cerro Azul, el flamante Presidente resguarda a su familia en una “fortaleza de seguridad” que solventa con recursos públicos

DE LA REDACCIÓN

Mientras el flamante alcalde Carlos Vicente Reyes Juárez, vive con su familia en una fortaleza, blindada de “elementos de seguridad” que mantienen atemorizados a los vecinos por portar todo el tiempo armas y estar casi en posición de disparar, las familias cerroazulences viven atemorizados por la ola de violencia que ha atacado a Cerro Azul, la cual ha cobrado la vida de un gran número de personas que han resultado ejecutadas, secuestradas o bien han sido víctimas de asaltos.

Y es que contrario al lema de su gobierno “orden, seguridad y desarrollo”, las principales calles de la ciudad se ven empañadas con violencia, resultado de la falta de alumbrado público y de rondines de seguridad que ahuyenten a los delincuentes, pues tal parece que la única seguridad que realmente le preocupa, es la de su familia, ya que ha tenido la osadía de instalar a su madre, hermanos y concubina, en una sola casa, ubicada en la calle Cerro Azul, de la colonia Aguilera, la cual tiene custodiada con personal de “dudosa procedencia” y que siempre está armada, servicios que no dudan se solventen con recursos del erario público.

A través de redes sociales, y en acercamientos que han tenido con el propio alcalde, ciudadanos le han solicitado que se refuerce la seguridad y principalmente que se repare el alumbrado público de las calles que están en penumbras, como es la avenida Rafal Nieto, a la altura de la Casa de la Cultura; o colonias en donde las lámparas no funcionan en su totalidad teniendo a oscuras un buen porcentaje del sector La Puerta, 17 de Mayo, Lázaro Cárdenas, Benito Juárez, Ferrocarril, entre muchas otras más.

Lamentablemente las demandas han sido ignoradas, incluso quienes se han entrevistado con el regidor  comisionado en Alumbrado Público, Leonardo Priego Becerril, para reportar lámparas apagadas, la única respuesta que reciben es que son órdenes del alcalde Carlos Reyes Juárez que no se le meta mano a ninguna luminaria, acción que molesta y lástima a la sociedad ya que tanto niños, como mujeres, estudiantes y trabajadores que se ven obligados a transitar por dichas arterias, están expuestos a serios peligros, desde el rapto de un menor, hasta la violación o ejecución de una persona.

Familias preocupadas por esta grave situación, hacen un llamado al próximo gobierno estatal para que tome cartas en el asunto y se analice si Reyes Juárez realmente cuenta o no con la capacidad para llevar las riendas de un municipio, pues tal es su responsabilidad que su horario de trabajo como servidor público lo empieza a partir de las 11:30 o 12:00 horas del día, y eso las pocas veces que se aparece en el ayuntamiento, retirándose tan pronto le es posible, delegando sus funciones a “sus amigos” que colocó en la comuna, los cuáles han demostrado que tampoco saben ejercer la labor pública, ya que carecen de capacidad de gestión y de servicio a la ciudadanía, e incluso de compromiso para asistir a trabajar.

Comentarios