De libros y otros chuchos 10/8/17

el

Nuestras necedades

Por Nancy Jácome

El miércoles se anunció que las playas estaban cerradas al público y en la playa de Tuxpan observamos a la gente como si nada, bañándose y disfrutando el día. Cierto es que las autoridades deben tomar cartas en al asunto, pero también debe haber razonamiento por parte de nosotros los seres humanos o instinto por lo menos de supervivencia.

Esperemos que la imprudencia de la gente no termine en la sección policiaca y quede sólo en esta columna.

El pasado 8 de agosto falleció Rius quién llego al mundo en Michoacán como Eduardo Humberto del Río García quién se destacó como caricaturista algunos coinciden uno de los más grandes de México. Muchos lo recuerdan por ser gran crítico del presidencialismo en los años 60 y 70.

Habrá muchos que hablarán de él en el transcurso de los días, pero nada puede hablar más de una persona que las obras, que las huellas que ha dejado durante el paso de su vida, éstas para Rius son los libros que publicó como “Los Presidente dan pena”, “Cuándo se empezó a xoder Méjico”, “Mis confusiones”, “La reforma dizque heducativa”.

Algunas obras críticas a la religión como “Con perdón de Doré”,  “Cristo de carne y hueso”, “Diabluras”, “El católico preguntón”,  “El mito guadalupano”, “El mundo del fin del mundo”, “El supermercado de las sectas”, “Más herejes, ateos y mal pensados”, “Jesús alias el cristo” y muchos otros más que condensan el pensamiento de este reportero, este caricaturista, este crítico de la vida.

Y es que actualmente todos critican pero hasta para eso hay que tener talento, hay que tener astucia, hay que tener conocimiento y valor. Sin duda las épocas en que desarrolló su trabajo son algunas de las más censuradas del país, es por ello que vale tomarse el tiempo de leer y analizar su obra, su pensamiento.

Nos vemos en la próxima columna.

Comentarios