Alma grande 2/9/17

el

Pobreza electoral

Por Ángel Álvaro Peña

Miguel Ángel Yunes Linares cumple nueve meses al frente del gobierno de Veracruz. Lapso en el que no ha podido o querido cumplir con su promesa central de campaña: sentenciar a Javier Duarte.

El exgobernador, mientras tanto se sacude una tras otras las acusaciones que le cuelgan desde que dejó su cargo y que parecen ir resbalándosele una por una por arte de magia y complicidad de los jueces.

Esto sería una verdadera comedia si no tuviera dramáticas consecuencias, porque según el Coneval en su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2016, revela que existen cinco millones 049 mil 500 veracruzanos en situación de pobreza, lo cual significó 415 mil 300 personas más con respecto al 2014.

Aquí surge un factor más que urge a las autoridades a resolver la situación judicial de Duarte de Ochoa; sin embargo, se sabe del caso sólo cuando es exonerado de cargos. Nunca se conoce algún delito adicional, de una sentencia, de una implicación, de una complicidad.

Hay tres variables de un tema que tiene consecuencias drásticas, como el aumento de la pobreza en la entidad que es un conflicto que empieza apenas y tiene funestas consecuencias. Los implicados, es decir, los veracruzanos que ven disminuir sus ingresos o que simplemente han perdido el trabajo debido a la quiebra financiera de las arcas del gobierno. Pero el resto de los veracruzanos que no se vieron afectados por el aumento de su pobreza, son testigos de que el gobierno panista que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares carece de la fuerza necesaria para refundir en la cárcel a Javier Duarte; pero el gobierno federal, encabezado por el PRI y el Partido Verde, tampoco tiene la voluntad de hacer justicia en este caso, a pesar de las graves consecuencias que arroja este tipo de saqueo.

Ante esta realidad las elecciones próximas en Veracruz seguramente no favorecerán ni al limitado PAN-PRD ni al excesivo PRI-Verde.

La población en situación de pobreza aumentó un 4.2 por ciento en el estado de Veracruz entre los años 2014 y 2016, según revela el Informe, que elaboró el Coneval y que presentó este 30 de agosto. De acuerdo con el Coneval, una persona se encuentra en situación de pobreza cuando presenta al menos una carencia social y no tiene un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades.

El número de veracruzanos en situación de pobreza moderada aumentó al pasar de tres millones 263 mil 800 a tres millones 717 mil lo que significó pasar del 40.9 al 45.8 por ciento entre el 2014 y el 2016.

Los resultados del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social que ponen en evidencia que en Veracruz creció la pobreza "eran de esperarse" ante el desvío millonario de los fondos públicos, según afirma Marco Antonio Núñez López, integrante de la comisión de Desarrollo Social, Humano y Regional de la Cámara local.

Agregó además que el hecho de que en Veracruz haya disminuido un distrito electoral federal, debió considerarse un indicio de la marginación que prevalece en el Estado.

Aseguró que al no haber oportunidades de trabajo la gente ha optado por irse a Estados Unidos o a otras entidades federativas del país, lo cual tiene su origen en el incumplimiento de las promesas de campaña de Javier Duarte, quien aseguró en su momento reducir en un 50 por ciento la pobreza extrema en Veracruz, y sólo se dedicó a desaviar los recursos públicos a través de empresas fantasma.

El mismo organismo, el Coneval, señala que en el país la pobreza extrema pasó de 11.4 a 9.4 millones de mexicanos. La entidad federativa con mayor reducción en el porcentaje de pobreza fue Sinaloa, en tanto que las entidades que aumentaron su porcentaje fueron Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas y Campeche. Entidades con gobiernos diferentes, entre ellos el PRI, el Verde, el PAN y el PRD.

El número de pobres en el país bajó prácticamente dos millones de personas en los últimos dos años.

El número de pobres en 2016 fue de 53.4 millones, esto es, 43.6 por ciento de la población, cifra menor a la registrada en 2014, cuando había 55.3 millones de pobres, señaló Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval.

Sin embargo, la pobreza económica no es la única que priva en Veracruz, este tipo de deterioro social repercute en el descontento de la población y provoca tensiones sociales, que para ser acalladas se recurre frecuentemente a la violación de los derechos humanos.

El secretario Interino de Formación Política de Morena, Miguel Ángel García Alarcón, aseguró que los derechos humanos universales de nuestro país, sobretodo del estado de Veracruz, se encuentran inexistentes.

"Los ejemplos claros, son cuando hijos, padres o hermanos, mueren en el fuego cruzado y es cuando las autoridades, ofrecen pagar con pequeñas bicocas, los sepelios y apoyos a las familias, pero estas situaciones, no concluyen sino todo lo contrario, se continúan presenciando", comentó.

Las elecciones del año próximo colocan a los partidos implicados en esta crisis, que parece no tocar fondo, prácticamente fuera de toda posibilidad en las urnas.

Si nadie hace lo que le corresponde y esto repercute en la pobreza de los veracruzanos habrá que ver otras alternativas de gobierno.

PEGA Y CORRE.- Para Javier Duarte la huelga de hambre no termina cuando se come algo sino cuando él lo dice. Luego de 10 días, la gula invadió al exgobernador y comió, aunque él insiste en que su protesta continúa desde el pasado 17 de agosto en que inició una huelga de hambre en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte. Sin embargo, el pasado 27 de agosto ingirió alimentos. Habrá que imponerle a Duarte, una huelga de mentiras para que pueda solucionar su problema legal y se deslinden, por fin, responsabilidades.

Comentarios