Al pie de la letra 5/9/17

el

Por Raymundo Jiménez

¡El Mariachi calló!

Abordado este lunes por los reporteros que le pidieron su opinión sobre los cuestionamientos que el día anterior, en su quinto informe de actividades, el senador priista Héctor Yunes Landa había hecho a su gobierno que por incapaz e insensible el legislador calificó de cuadripléjico, sordo, mudo y ciego, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares evadió contestar argumentando que “yo no respondo a ofensas”.

“Yo sólo digo que no hay razón para ofender a los discapacitados. No hay que responder a ofensas a nadie”, expresó Yunes Linares, quien hace apenas cuatro meses se subió al ring con el dirigente nacional de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, retándolo a debatir públicamente y remarcándole que en Veracruz iba a encontrar “la horma de su zapato”. 

Como político y gobernante Yunes Linares no sólo ha decepcionado sino también como padre, ya que jamás se supo que reprendiera a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez y que lo obligara a expresarle disculpas públicas al sexagenario líder morenista, a quien el joven alcalde de Boca del Río y aspirante del PAN a gobernador llamó “viejo guango” durante una de sus visitas a la entidad en el reciente proceso electoral municipal.  

Yunes Linares evadió responder al senador porque no tiene manera de rebatir los múltiples cuestionamientos de Yunes Landa, quien con cifras y datos duros exhibió que el gobierno del panista resultó una gran estafa, por lo que las encuestas indican que ocho de cada diez veracruzanos lo reprueban.

El aspirante del PRI a la gubernatura puntualizó que en los nueve meses de esta administración, el déficit del gobierno se ha acrecentado: hay más deuda, más pobreza y se padece una inseguridad galopante. Le recordó que falló en su promesa de no contratar más deuda pública ya que en el primer cuatrimestre solicitó préstamos por 11 mil millones de pesos, pese a que a mediados de este año se registraron ingresos superiores a 55 mil millones de pesos por el incremento en 23% de las participaciones federales, lo que representó 7 mil 568 millones de pesos más de lo que percibió Veracruz en el mismo periodo del gobierno anterior.

Yunes Landa también expuso que según la propia Secretaría de Finanzas, hasta junio había en bancos 8 mil 455 millones de pesos, recursos que, dijo, “hoy se encuentran en un sauna financiero, no para convertirse en obras sino en votos”.

“Por eso el gobierno miente cuando dice que no tiene para pagar. La reestructuración de la deuda en Veracruz se trata de un gran negocio personal con dinero público de un estado empobrecido”, acusó el priista, quien refirió que el jueves pasado el gobernador anunció que desde este lunes se realizarían propuestas con los bancos interesados en participar en la licitación pública para la contratación de uno o más créditos por la deuda pública de Veracruz que asciende a 38 mil millones de pesos.

Además le recordó que había ofrecido resolver el problema de la inseguridad en medio año y no ha cumplido, como también incumplió con nombrar a un militar de alto rango al frente de la Secretaría de Seguridad Pública, “y nos dio a un abogado con experiencia de director de tránsito en Boca del Río”.

El senador expuso que “el diagnóstico de Veracruz es realmente grave” porque el gobierno de Yunes Linares sufre de cuadriplejía. “Hay una parálisis total de todos sus miembros para realizar su tarea… Pero el cuadro clínico se agrava con un gobierno que, además de cuadripléjico, es ciego, sordo y mudo”.

Este lunes, extrañamente, el gobernador enmudeció.

AGENDA MUNICIPALISTA

Por otro lado, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares asistió a las Jornadas de Inducción a Autoridades Municipales Electas 2018-2021, realizadas este lunes en el IMAC.
Ahí, la diputada panista Cinthya Lobato Calderón, en su calidad de presidenta de la Comisión Permanente de Fortalecimiento y Desarrollo Municipal de la LXIV Legislatura, llamó a los ediles electos a trabajar de manera coordinada para alentar la consolidación de gobiernos municipales fuertes, honestos, transparentes y democráticos para dar a los ciudadanos mejores y buenos gobiernos municipales que promuevan fuentes de empleos, servicios públicos modernos, dignos y funcionales.

La legisladora xalapeña resaltó la urgente necesidad de trabajar en la construcción de una sociedad más justa, más culta y más sana, ante el entorno de violencia que actualmente vive la entidad veracruzana.

“La cooperación entre Federación, Estados, Legislaturas y Municipios es indispensable en el momento actual. Veracruz ya ha sufrido las consecuencias que trae el rompimiento de las relaciones sanas, respetuosas y colaborativas entre los diversos componentes del Estado. Por ello, es un reclamo social y debe ser un objetivo de los gobiernos establecer bases de trabajo conjunto para contribuir al fortalecimiento de los gobiernos locales”, expuso la diputada local del PAN.

Lobato Calderón asentó que el calentamiento global, el combate a la pobreza, la seguridad ciudadana, el desarrollo económico y los servicios públicos de calidad, entre otras, son las constantes en las agendas de los gobiernos locales. De ahí la importancia de generar sinergias entre todas las esferas de gobierno para trabajar en la construcción de una agenda municipalista moderna que permita lograr los objetivos de desarrollo que cada orden de gobierno debe cumplir.

Destacó que la implementación de estas Jornadas de Inducción para quienes serán las nuevas autoridades municipales es con la finalidad de que Veracruz cuente con 212 ayuntamientos fuertes y consolidados.

Lobato Calderón afirmó que gobernar hoy el municipio implica desarrollar la cultura de la planificación estratégica y el arte del buen gobierno y que para ello se debe estudiar, prepararse; ser consciente de la existencia de diferentes intereses legítimos y tener capacidad decisiva, así como la necesidad de gestionar intereses que no siempre son convergentes.

Reiteró que gobernar hoy el municipio requiere de instrumentos de dirección y de gestión con capacidad para articular la complejidad social; por ello, dijo, uno de los grandes desafíos de los nuevos gobiernos municipales de Veracruz es tener la capacidad de adaptarse a las nuevas realidades sociales, políticas y económicas con madurez y compromiso y, para eso, la profesionalización es indispensable.

Comentarios