La Verdad al Chile 25/9/17

el

-El otro rostro del terremoto

Por Nina Salguero

...Montón de señores, con rostros de andar aún “medios chiles”, tuvieron que salir a las calles debido a los movimientos trepidatorios que dentro de su estado etílico confundieron con un acto sexual comprado; es decir; ellos y ellas, algunos en ropa interior y ellas con el rímel escurriendo ya sea por el sudor del miedo o por las lágrimas necesariamente negras de tanto delineador.

El reportero logra tomar la instantánea, y capta señores ya trajeados consolando a sus nenas, prometiéndoles que el próximo sismo será mejor pero en el lecho furtivo, ¡Con eso de que los temblores no avisan! Buscarán la forma de poder salir vestidos decentemente ante el embate de las fuerzas de la naturaleza.

Como sea, son seres humanos y la clásica de Chico Che ¿Dónde te agarró el temblor? Aún en medio de la tragedia, hay quienes sacan fuerza del dolor y la entonan.

Poco a poco la vida retorna, pero con miedo... en México la gente sale con temor pues consideran que cruzar los puentes en los periféricos, las estructuras pudiesen estar dañadas y salen invocando regresar, cada cual reacciona de acuerdo a su conciencia, pero desde luego que existe una conciencia colectiva que nos hace vivir al día, sin dejar de pensar en el futuro, que nos hizo solidarios, pero también salió la parte oscura y oculta del hombre, tráilers robados, tráilers que se concentraron en Cuernavaca, Morelos, donde de acuerdo a las órdenes giradas o los empleados, tenían que canalizarle a bodegas que reventaban de alimentos.

Hace 32 años, falleció la Estrella de Rock: Rockdrigo. Sus fan le hicieron un homenaje luctuoso, dentro del cual no dejaron de recordar a quien fuese todo un personaje dentro de este género musical, se llevó a cabo lectura de poesía y Pedro Sandoval Cantautor, entonaba las canciones del tampiqueño Rockdrigo, la música surcó por el Metro, pues ahí está representado Rockdrigo...” Si pudiera borrarme, esos viejos recuerdos, que como viles cuervos arrancan ya mis ojos / dejando mis despojos entre historias hirientes, igual de indiferentes… al amor y a las gentes”. Nadie de los ahí presentes, se movió a pesar de la intensidad del sismo, como si el rockero homenajeado los protegiera; cuando salieron del Metro lo primero que vieron fue la negación ante la devastación. (La Crónica)

Tal parece que Graco Ramírez, está viendo pasar la Procesión y no de hinca, viejo dicho que alude a lo que pasa y no se le da la importancia precisa. Monseñor Ramón Castro y Castro, hace una denuncia valiente, directa: “Tres camiones de provisiones que venían al Seminario de Cáritas, que tiene como centro de acopio el Seminario, no les permitieron llegar las autoridades, y se llevaron el contenido al DIF” en un vídeo que circula por las redes y desde el Municipio de Jantetelco, el Obispo dice “Esto me parece totalmente injusto, esto me parece que no debe ser, esto sobrepasa cualquier lógica moral mínima. Yo les suplico a quienes tienen la autoridad y a quienes tienen la forma de detener esto lo hagan. Dios es todo justicia y aunque ahora se salgan con la suya le tendrán que dar cuentas a Dios crean en Él o no, yo les suplico cambien de actitud, se los pido por favor, y no vean sus intereses sino lo intereses del pueblo ¡Cómo debe ser!” Y no sólo el Obispo denuncia, sino Belinda, Bárbara Mori, ciudadanos...y Graco decepciona, de qué le sirve ser descendiente de un integrante del Heroico Batallón 201...si en sus hechos demuestra que la gloria familiar concluyó con su padre.

Volverá a ser de cualquier color menos amarillo, Graco es la muestra de ello, durante su campaña todo se veía prometedor, el futuro gober... bonachón, simpático, agradable; pero en los hechos... quien sabe, lo que si es cierto es que el PRI, se posicionará, a pesar de todo, por lo menos no quitaban todas las despensas, nomás tantitas.

Otra de Graco es que deben presentar credencial de elector para que les den despensas, algunos damnificados perdieron todo, o se encuentran entre los escombros de lo que fue su hogar, y eso que a los rescatistas japoneses no fueron a Cuernavaca si no, se avientan del Fujiyama.

Comentarios