De libros y otros chuchos 14/11/17

el

¡No hay señal!!!!!

Por Nancy Jácome

Alguna vez leí por ahí una frase que dice: “Si no tienes señal en tu celular, entonces significa que el lugar es perfecto”  y fue casi lo que me paso al llegar a la comunidad del Anono en Tamiahua donde los pobladores celebraron “El ochavario”.

Uno cree conocer sus tradiciones y de pronto te das cuenta que hay más. Y es que mientras en las ciudades ya despidieron a los muertos en las comunidades apenas los despidieron este sábado con la celebración del “Ochavario”.

Los festejos en el Anono comienzan desde muy temprano, a eso de las seis de la mañana ya los grupos de “La Malinche” comienzan a llegar a las casas de los pobladores  para realizar el baile tradicional;  los habitantes del lugar  los reciben  en ocasiones con comida, agua, un apoyo económico para comprar sus atuendos y es así como los danzantes recorren casa por casa esta comunidad que se divide en cuatro barrios.

De acuerdo a la historia que tienen los pobladores, fue cuando llegaron los españoles que le denominaron “el  lugar de las montañas” pues si bien Tamiahua está a nivel del mar, estas tierras son altas y es desde el cementerio el punto más alto del lugar, desde donde se puede divisar el mar y apreciar la costa. Y ahora en estos tiempos tener señal, porque ir al Anono es andar prácticamente sin datos de internet y poca señal en el celular.

No hay taxis, se camina de un lugar a otro, tampoco hay caballos aunque me pareció ver un burro, no hay drenaje por lo que los baños están afuera de las casas,  la ropa se lava en el manantial donde la gente también se baña. Es un lugar donde realmente te pierdes de la ciudad y donde la vida transcurre de modo diferente.

El Ochavario es una fiesta que reúne a los cuatro barrios, los danzantes y la sociedad se une a las dos de la tarde para un desfile y se realiza una misa a las tres de la tarde para después continuar con danzas, obras de teatro y la representación de la ofrenda tradicional.

Pero no sólo participa el pueblo de Anono, desde otras comunidades llegan invitados para participar en el baile de “La Malinche”, de Tuxpan fue una representación de danzantes quienes desde temprano salieron de sus casas y viajaron por tres horas para llegar a esta celebración, todo con el ánimo de preservar las tradiciones.

El Anono no tiene restaurantes por lo que comimos en la casa de los habitantes, con platillos realizados en cocinas de barro.

Pero el Anono no fue el único que celebró el Ochavario, otras comunidades llevaron a cabo esta celebración en la que llevaron alimentos a los cementerios, volvieron a llevar flores y despidieron a quienes nos visitaron este Día de Muertos.

La definición de cultura es muy amplia, tan amplia es que casi todo en ella encaja y mucho queda fuera, pero lo que olvida la ciudad, la comunidad lo recuerda. Así que el próximo año te invito al Ochavario.

Pero aquí no acaba el viaje porque al día siguiente partí para Zozocolco y realmente quede impresionada con la cantidad de visitantes que asistieron al “Festival de Globos de papel de China” era un mar de gente la que caminaba por las calles que serpenteaban por la montaña.

Desde Colombia llegaron dos mujeres para participar en el festival, llevaron un globo de 2 mil 200 pliegos de papel de china y después de un rato de pelear contra el viento, el  globo surco los aires de Veracruz. Es bello que este tipo de eventos se conozcan fuera del país y sobre todo que la gente de allá participe, pues hay muchas cosas que nos hermanan.

Esperemos que Zozocolco crezca en infraestructura hotelera, pues es mucha gente la que lo visita desde que se convirtió en pueblo mágico. Lo que no debes dejar de visitar si llegas a ir, es su iglesia, tan majestuosa e impactante como sus calles empedradas.

Y si este fin de semana salimos, el próximo la pasaremos en casita, pues se viene el onceavo Concurso Nacional del Huapango organizado por la Asociación Huasteca Puerta de Oro, que se llevará a cabo durante dos días y que reúne a varios danzantes de la República Mexicana en una fiesta que no importa si hace frio o calor, se lleva acabo porque el objetivo es bailar y mostrar sus mejores pasos.

Pero en deporte también habrá actividad Canotaje celebra 25 años y su Regata Nacional, en la que como siempre nos visitarán estados como Monterrey, que siempre le pone una tarea difícil a Veracruz, Antonio Prianti ya comentó que varios de los atletas que pasaron por el Club estarán presentes en estas fechas para compartir con los tuxpeños y tomarse algunas fotografías.

Y es que este deporte es uno de los que ha dado a Tuxpan mucho orgullo pues de ahí salió un joven para competir en las olimpiadas de Beijin 2008.

El sábado 25 también será para pasarlo en casa pues la Sociedad Astronómica de Tuxpan, llevará acabo su noche de estrellas, así que esta es la oportunidad para que los peques del hogar conozcan las constelaciones y realicen actividades divertidas.  

Y regresando a la muerte “Crónica de una Muerte Anunciada”  de Gabriel García Márquez, es un libro que no es de fantasía y tampoco es tan larga como cien años de soledad.

Gabo, no necesita una gran imaginación para crearte historias, él simplemente mira a su alrededor y a raíz de la actividad cotidiana de la vida, te platica lo que sucede.

De esta forma la genialidad no radica tanto en la historia y los hechos, sino en cómo te la cuenta. Desde el principio sabes el final y aun así te tiene intrigado como murió Santiago Nasar, tratando de descifrar todo.

El libro es realmente pequeño solo tiene 122 páginas, fue publicado en 1981 y en ellas te narra sólo un día  en la vida de Santiago, el día de su muerte. Con pequeños recordatorios de su vida, pero en sí, únicamente te narra uno.

 Todo sucede en la comunidad de Manaure donde Ángela Vicario se casó con Bayardo San Román  un acaudalado hombre que llega al pueblo al desembarcar de un buque y  que se enamora de Ángela Vicario una chica nativa de ese pueblo.

Es en la noche de bodas que Ángela señala a Santiago Nasar,  por la pérdida su  virtud y los dos hermanos tienen que a resarcir su honra con la muerte de su amigo.

El día comienza cuando Santiago va a desayunar a casa de su madre y ya todo el pueblo se entera que Santiago va a morir pero a su vez nadie lo cree, nadie hace nada por detenerlo.

Gabo como lo conocieron sus amigos  tiene una forma de contarte capitulo a capitulo como murió Santiago Nasar, yendo de principio a fin, regresando sobre una noche de bodas que nunca ocurrió y una boda a la que Santiago muy contento asistió. Pasarás por su desayuno de esa mañana, el momento preciso que murió y hasta la autopsia que se le practico.

De acuerdo a la descripción del diccionario el género de la crónica es una narración de hechos según el orden temporal en que estos ocurrieron.

Nos vemos en la próxima columna.

Comentarios