Serpientes y Escaleras 17/5/18

el

Se deshojó la Margarita

Por Salvador García Soto

Presiones de poderosos empresarios que lanzaron una operación para fortalecer a Ricardo Anaya, terminaron por convencer a Margarita Zavala y orillarla a que se bajara de la contienda. La única mujer candidata presidencial en esta contienda, prefirió cancelar su candidatura por esas presiones a ella y a su esposo el ex presidente Felipe Calderón pero no aceptó lo que le pedían esos grupos empresariales: que declinara en favor de Ricardo Anaya.

La decisión la habría tomado la candidata independiente derivado también de las últimas encuestas que le marcaban un descenso en las intenciones del voto, luego de que su discurso de “abanderada ciudadana” no tuviera el eco que buscaba y las dificultades que eso le ocasionó también para lograr apoyos financieros a su campaña.

Desde la cúpula del PAN, el propio Anaya le pidió a los empresarios que se acercaron a apoyar su candidatura, en un intento de fortalecerlo como la opción para enfrentar a Andrés Manuel López Obrador, que le ayudaran a “convencer” a Margarita y a Felipe Calderón de sumarse a su candidatura para tratar de evitar la división del voto panista que afectaba a su campaña. Los mismos empresarios que intentaron también convencer al presidente Peña Nieto para que hiciera declinar al candidato del PRI, José Antonio Meade, en favor del Frente por México, finalmente sí lograron el objetivo con Zavala que en las próximas horas hará oficial ante el INE su intención de dar por cancelada su candidatura presidencial.

No será automático que los escasos 5 puntos con los que terminó Margarita se transfieran automáticamente a Anaya, pero sí es previsible que la baja de la ex primera dama modifique las tendencias en favor del candidato del PAN porque buena parte de los votos que la siguieron a ella finalmente eran panistas. Así es que veremos que dicen los sondeos de aquí al domingo y si la salida de Zavala de la contienda, que terminó por deshojarse, fortalece al abanderado panista rumbo al segundo debate en Tijuana. Por lo pronto en el cuartel de Anaya están brindando felices; y lo hacen, por su puesto, con “margaritas”.

Comentarios