Línea Caliente 17/8/18

el

Por Édgar Hernández

¡Al descubierto tráfico de plazas y “moches”!

Documentación apócrifa, abusivas cajas de ahorro, obras cotizadas y pagadas de manera desproporcionada, así como pagos inexistentes a empresarios fantasma enturbian el final de la administración de Miguel Angel Yunes Linares.

Como un castillo de naipes su gobierno se desmorona.

A los 80 mil millones de pesos de deuda pública que deja como herencia se suma el ilegal “timbrado” de la nómina, el tráfico de plazas y decenas de aviadurías hoy al descubierto.

“Empresarios SOS” exigen de manera oficial a Sefiplan dé a conocer “reportes, oficios, correspondencia, contratos, notas, memorandos o cualquier otro escrito impreso, sonoro, visual, electrónico, informático u holográfico que documenten el fondo de los adeudos reclamados por cada uno de los acreedores o contratistas” (Documento anexo).

Se temen adeudos superiores a los 5 mil millones de pesos, “moches” hasta del 50 por ciento por agilizar pagos y destrucción de facturas.

Los empresarios reclaman asimismo a la Contraloría General “observe documentación apócrifa o reclamos de pagos inexistentes” ante la presunción de actos delincuenciales de parte del gobierno del estado.

Para el caso de los “moches”, el sector empresarial ofendido hizo público que el “Tesorero (Sefiplan) Adrián Viccón Basto, muy cercano al gobernador, encabeza los intentos de cobrar moches”.

“Nos deben 400 millones” afirman directores de diferentes compañías veracruzanas luego de entregar testimonios de millonarias sumas que deben de entregar por el pago de sus facturas.

La casa se incendia.

A los señalamientos no desmentidos sobre el burdo tráfico de plazas en la Secretaría de Educación del estado, se suma una reveladora información obtenida por el reportero Rafael Meléndez Terán.

Da cuenta que se “estaría utilizando hasta al ex oficial mayor de la SEV, Rosendo Pelayo, para firmar de manera ilícita, por extemporánea, la asignación de plazas de trabajo para gentes afines al PAN y PRD”.

“De acuerdo a los trabajadores de esa dependencia al interior existe una verdadera red de corrupción que empieza desde la subsecretaría a cargo de Jorge Flores, se extiende a Recursos Humanos y llega hasta el departamento de informática para hacer los cambios con el propósito de otorgar plazas a personas afines a funcionarios del PAN y del PRD”.

En este entramado están hasta las manitas “Rafael Sánchez Ramos, Coordinador de Actualización Magisterial, Rigoberto Arcos, de Educación a Distancia, Yolanda Rendón de la UPN, Uriel Flores Aguayo, de Desarrollo Educativo y Luis López Ramírez, encargado de Plazas Estatales”.

“Entre ellos manejan techos financieros que llegan de la federación…”, dice la reveladora nota en donde se destaca que atrás de todo está el Oficial Mayor de la SEV, Abel Cuevas.

Este amigo Cuevas –eso no lo dice la nota- es uno de los hombres más cercanos a Miguel Angel Yunes, mismo que maneja un presupuesto en la SEV superior a los 34 mil millones de pesos.

De todo está enterado su titular Enrique Pérez, quien también está en conocimiento de los abusos de 20 empresas con la figura de sociedades cooperativas de ahorro”, las “cajas solidarias”, las “cajas populares” y las “cajas de ahorro” que están defraudando a centenares de burócratas con préstamos con intereses hasta del 80%.

El líder nacional de defraudados por las cajas de ahorro, Mario Enrique Herrera Carrasco, estima que tan solo en Veracruz , el fraude de las cajas de ahorro asciende a más de 6 mil millones de pesos, afectando a 50 mil veracruzanos.

Mientras los propios trabajadores de la SEV adelantaron el pasado martes 7 de agosto la defraudación de parte de financieras ilegales a 10 mil maestros “solapados por el Secretario de Educación, Enrique Pérez y que empleados de las empresas defraudadoras se hicieron pasar por personal de la SEV”.

“Estamos cobrando hasta 20 pesos por quincena”, reclamaron los afectados Edgar Fernando Regalado y Luis Iván Méndez, quienes representan la voz de los 10 mil afectados.

Días más tarde el propio Coordinador del Grupo Legislativo de Morena, Zenyanzen Escobar García, declararía que son 20 las cajas de ahorro de la SEV que están defraudando a la burocracia.

Es toda una red que esconde transas y rapacerías que por estos días, a poco más de cien días del fin de la administración de Miguel Angel Yunes Linares, están saliendo a relucir en el marco del “Año de Hidalgo” revelado por el propio gobernador electo, Cuitláhuac García quien adelanta que recibirá a una entidad en bancarrota y “para ello estamos preparados”.

El final se acerca ya.

Miguel Angel Yunes se encuentra contra la pared ante la cascada de irregularidades que, ciertas o no, abonan al descrédito tras la sonada derrota del pasado primero de julio.

Y ni para dónde hacerse.

El acorralado a quien todo mundo quiere cobrársela solo guarda silencio ante el alud de denuncias y reclamos de su propio sucesor. “Yo no hago rounds de sombra”, ha dicho.

¿Pues, qué tanto haría este amigo?

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Comentarios