En decadencia la tradicional rama

el

 

 

poco niños participan 

ROSA I. MELO

Cerro Azul

Una de las tradiciones populares que ha decaído es la participación de los niños que van de casa en casa dentro de esta temporada, con la esperanza de que las familias les den unos pesos y así poder realizar la posada en su barrio.

Debido a la inseguridad que prevalece en el país, ya son pocos los padres que permiten que sus hijos participen en esta tradición de cagar una rama adornada, además de cantar villancicos populares y pedir la cooperación en las casas.

Esta costumbre cada año se esta perdiendo y los niños de las nuevas generaciones ya no ven esta tradición atractiva, ya que se trata de visitar muchos hogares caminando varios kilómetros, para recolectar dinero y poder realizar su posada.