20 de Junio de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Encabeza Álvaro preferencias electorales

* Su destacada carrera profesional y política es su mejor recomendación

Tere Blasco

Naranjos, Ver.

La experiencia con que cuenta es una de las principales cartas de presentación de Álvaro Soto Martínez, quien a sus 33 años ya tuvo la oportunidad de desempeñarse como contador en la tesorería del ayuntamiento naranjense, donde aprendió a administrar los recursos públicos de manera eficiente y apegado a la ley.

Una de las características de Soto Martínez es su amor por Naranjos, pues siempre ha llevado bien puesta la camiseta de su terruño, desempeñando serias responsabilidades en áreas diversas, siempre ayudando a quienes más lo necesitan, por lo que gran número de amigos, conocidos y ciudadanos en general lo apoyan.

Contador público egresado del Instituto Tecnológico de Cerro Azul (ITCA), desde los 13 años de edad ingresó a las “Pandillas” de Acción Juvenil del PAN. “Desde ese entonces, inicié mi recorrido por el municipio, visitando cada colonia y comunidad, conociendo a nuestra gente”, expresa Álvaro Soto, hoy felizmente casado y con dos hijos.

Oriundo de la colonia Las Margaritas e integrante de una familia ampliamente conocida, encabezada por la señora Martha Martínez Casados, desde muy joven “Alvarito” –como cariñosamente le llaman– aprendió que la mejor forma de desarrollarse es con esfuerzo y trabajo honesto.

Hoy, Álvaro Soto Martínez presenta un proyecto de trabajo para el cual su principal recomendación la conforman todas esas virtudes; como candidato de la coalición Va por México a la alcaldía, ha encontrado una gran respuesta de las mayorías gracias a su destacada carrera y a su desempeño personal, por lo que ya se coloca al frente en las preferencias electorales.

Es por ello que el grueso del electorado está convencido que Álvaro Soto representa la mejor opción para llevar las riendas del municipio y encaminarlo hacia el progreso, retomando el rumbo del que hace casi cuatro años se alejó y evitando que se prolongue, pero con certeza y conocimiento de causa, no a base de experimentos ni de aprendizaje tardío.