13 de Abril de 2024

Hallan plomo en canasta básica

a16b

  • Algunos de los productos industrializados hechos a base de trigo y arroz excedieron los límites máximos

AGENCIAS

MÈXICO

En prácticamente dos de cada diez de los alimentos más consumidos por los mexicanos, algunos de los cuales se encuentran dentro de la canasta básica, existe la presencia de presencia de plomo.

Tras realizar un monitoreo de la presencia del metal en 103 alimentos, bebidas y especias más consumidos por la población en México, investigadoras e investigadores de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, del Instituto Nacional de Salud Pública, del Instituto Nacional de Rehabilitación, así como de la organización ambientalista Pure Earth, encontraron a presencia del tóxico  en poco más de 18% de los productos analizados.

Entre los alimentos con valores detectables de plomo identificados se encuentran productos de arroz, de trigo, de soya, cúrcuma, pimienta, chile guajillo, embutidos como jamón y salchichas, dulces a base de tamarindo y productos para bebés a base de arroz y soya.

De acuerdo con el monitoreo, dentro de los alimentos en los que se encontró presencia de plomo, algunos de los productos industrializados hechos a base de trigo y arroz excedieron los límites máximos permitidos de plomo que es de 0.20 mg de plomo por kilo de producto en alimentos establecidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que pueden implicar un riesgo para la salud.

En este primer esfuerzo por conocer la situación del país en el tema, los resultados obtenidos muestran que 82% de los alimentos analizados no tuvieron un valor detectable de plomo. Sin embargo, del 18% de los alimentos con valores de plomo detectables, 2 de ellos fueron alimentos para bebés y otros 2 productos excedieron los límites máximos permitidos para alimentos”, refirió la Universidad Iberoaméricana.

Destacó que el plomo se encuentra de forma natural en el medio ambiente, sin embargo, su presencia en los alimentos naturales se debe principalmente a los desechos industriales, lo que ocasiona que suelos, aire y agua destinados al riego y cultivo de alimentos se contaminen.