16 de Mayo de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

¡Defraudados por “Frayang”!

A dos años del engaño reclaman los blocks que nunca les entregaron

Actual Regidor Cuarto ganó clientela electoral gracias a dicho fraude

 

REDACCIÓN

Naranjos

 

Numerosas quejas se ciernen sobre Enrique Maya Flores, ex candidato de Alternativa Veracruzana (AVE) a la presidencia municipal, y Gandhi Chávez Salinas, quien actualmente ocupa la regiduría que dicho partido logró obtener en las elecciones de 2013, debido al engaño del que cientos de ciudadanos fueron objeto mediante promesas que nunca les cumplieron.

Directa o indirectamente, a través de la asociación civil denominada “Frayang”, Enrique Maya, Gandhi Chávez y el resto de los integrantes de dicha planilla perdedora se hicieron de clientela electoral, principalmente en Amatlán, donde a su favor operaron el actual Agente municipal Enoc Mogollón Cortés, y  el titular de una Junta de Mejoras “fantasma”, Miguel Pérez Inés, entre otros.

 

“Frayang” es presidida por el comerciante alamense Francisco Cabrera Ocampo y significa “Francisco y Angélica” en honor a una novia que en su juventud éste tuvo; su modus operandi es apadrinar candidatos ofreciendo a la gente incauta materiales para construcción a bajo costo, coaccionando de tal forma el voto a su favor como sucedió con Enrique Maya, sólo que en este caso su “galló” no ganó y los blocks nunca llegaron.

Por su parte, Maya Flores se ha dicho ajeno a dicha organización a la cual asegura haber renunciado, sin embargo los defraudados insisten en que él fue quien los embaucó, por lo que los reclamos son contra su persona y contra quien lo representanta en el cabildo, el Regidor Cuarto, Gandhi Chávez Salinas, al que en reiteradas ocasiones han tratado de localizar sin encontrarlo debido a que muy poco se presenta a trabajar.

Una de las argucias que más utilizó “Frayan” en el pasado proceso electoral, fue convencer al electorado a inscribirse en un programa de vivienda que por 15 mil pesos incluía una dotación de block, armex, cemento, grava y arena, de los cuales si acaso entregaba el block a un precio de cinco a seis pesos, que -de acuerdo a la revista “Análisis Político” de la capital del estado- él adquiría en Perote a dos pesos la pieza, por lo que el negocio era redituable.

 

Pero para que no se sientan tan mal los naranjenses defraudados, cabe señalar que dicha publicación señala que en Cerro Azul, Francisco Cabrera reunió a 500 personas ofreciéndoles lotes en predios propiedad de PEMEX a cambio de un anticipo de 5 mil a 10 mil pesos; en Tuxpan organizó tandas de vehículos con pagos de 30 mil pesos y en El Higo prometió 20 fichas para trabajar en PEMEX a 250 mil pesos cada una, pero jamás entregó terrenos ni autos, mucho menos fichas.