Se aplica Decreto Estatal en el municipio

el

  • Reubicación de filtros de seguridad sanitaria en puntos estratégicos

REDACCIÓN

NARANJOS

Como se anunció en días pasados, este domingo el Gobierno de Naranjos-Amatlán aplicó de manera estricta el Decreto Estatal como en otras ciudades, para dar seguimiento a las disposiciones del Gobierno del Estado ante la Contingencia Sanitaria provocada por COVID-19 y a su gran aumento rápido en el número de casos reportados en el municipio.

Desde temprana hora personal del Ayuntamiento y del Sistema DIF Municipal encabezados por el alcalde Víctor Román Jiménez Rodríguez y de su distinguida esposa Blanca Esther Pérez Vicencio, llegaron al lugar de gran concurrencia, donde se reubicaron los filtros de seguridad sanitaria con el objetivo de controlar el acceso a esta área designada como “zona de alto riegos”.

En los filtros se hizo entrega de cubrebocas a quienes no contaban con uno; además, de aplicar gel antibacterial a todas las personas que entraban a hacer sus compras, recordándoles las medidas emitidas por las autoridades los tres niveles de gobierno.

El alcalde explicó que la intención es que el mercado siga siendo un sitio de abastecimiento, sin embargo, debido a que personas no sólo de la cabecera sino de comunidades acuden a realizar sus compras en dicho sitio. “Es necesario tomar medidas estrictas, como el uso obligatorio del cubrebocas para las personas que ingresan tanto como a los comerciantes” enfatizó el mandatario municipal.

En el caso de los locatarios, también se asistió para hacerles entrega de gel antibacterial y cubrebocas, haciendo una revisión completa para solicitar que implementen las medidas necesarias en prevención, como operar de manera obligatoria el uso de tapabocas, ya que se aplicarán multas a quienes no acaten esta disposición, así como la instalación de dispensadores de gel desinfectante para quienes entran a consumir.