Ofrece sobreviviente de Covid, ponencia

el

  • El doctor José Francisco Hernández Sánchez, comparte testimonio para evitar que más personas se contagien

REDACCIÓN

NARANJOS

El testimonio es la información más valiosa que se puede tener ante cualquier circunstancia, porque las experiencias buenas o malas vienen de quien las ha vivido, señaló Víctor Román Jiménez Rodríguez, alcalde del municipio de Naranjos-Amatlán.

Así presentó al doctor jubilado de Pemex, José Francisco Hernández Sánchez, quien, a invitación del propio presidente municipal, ofreció una ponencia sobre el origen, desarrollo y prevención de la enfermedad del COVID-19, de la cual es sobreviviente.

La exposición -en las instalaciones del Palacio Municipal- estuvo dirigida a los trabajadores del ayuntamiento, especialmente a los que están expuestos en el trabajo de campo como aquellos que se encargan de la limpia pública, parques y jardines, sistema de drenaje y alcantarillado, obras públicas, alumbrado público, así como el personal de oficina que atiende a la ciudadanía en general.

La ponencia se efectuó con todas las medidas sanitarias incluida la sana distancia; con el fin de que los presentes tuviesen la información suficiente para protegerse ellos mismos, a sus familias y sobre todo a la ciudadanía con quien tienen contacto directo.

Hernández Sánchez indicó que fue en Wuhan, China donde se originó el virus desde el año pasado, que pudo ingresar al organismo humano y atacar al sistema inmunológico de manera rápida, para luego alojarse en los pulmones con un efecto desbastador.

Aclaró que la enfermedad lleva por nombre COVID-19, no obstante, el virus que causa dicha patología fue denominado por los científicos SARS-CoV-2, para su identificación dentro de la categoría de los virus que poseen estas características de contagios masivos.

En su experiencia, el virus pudo ingresar por nariz o boca sin darse cuenta, porque se transmite a través de gotas de saliva que expulsa la persona infectada al hablar, toser o estornudar. Después de 14 días señaló, se comienza a perder el olfato y el sabor, para más tarde continuar con temperatura alta, dolor de garganta, cabeza y cuerpo.

Fue claro al afirmar que, al sentir los primeros síntomas mencionados, es el momento idóneo para acudir al hospital, al afirmar que el tiempo y la intervención de los médicos son los que hacen la diferencia entre la vida y la muerte.

El doctor precisó que la atención temprana es esencial para no caer en la crisis más fuerte, que es cuando el virus baja por el esófago y se aloja en los pulmones para entrar a un cuadro clínico de insuficiencia respiratoria, a tal grado de que se necesita intubar al paciente para que un ventilador le dé respiración artificial, circunstancia a la que él por fortuna no llegó.

El médico jubilado Pemex comentó que las personas pueden escapar de esta terrible experiencia, si atienden las medidas sanitarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que replica la Secretaría de Salud federal.

Señaló que al no existir cura alguna se debe recurrir a la prevención, sobre todo con las personas de la tercera edad y aquellas que padecen enfermedades como asma, diabetes, cardiopatías y obesidad; medidas a las que muchas veces se rehúsan porque requiere de nuevas formas de vivir que cambian la cotidianidad en los hogares, centros de trabajo y en la calle.

Asimismo, recomendó lavarse las manos de manera constante con agua y jabón, mantener la sana distancia entre persona y persona, usar gel antibacterial con 70 por ciento de alcohol, y si se sale a la calle, es indispensable el cubre bocas que tape nariz y boca, así como usar lentes que cubran la cuenca ocular.

Al finalizar, el alcalde Jiménez Rodríguez agradeció la magna y detallada exposición del tema, de voz de quien ya padeció la enfermedad, testimonio viviente que compartió sus conocimiento y experiencia ante esta pandemia que no da tregua alguna, y que puede atenuarse si se tomas las medidas sanitarias ya mencionadas.