Prevención, la única vacuna contra virus

el

  • La información, un recurso para salvar vidas

REDACCIÓN

NARANJOS

La información es un recurso que la sociedad tiene para tomar decisiones importantes en lo individual como en lo colectivo, hoy ante la crisis de salud que se vive en el mundo, esa decisión puede ser de vida o muerte, indicó Blanca Esther Pérez Vicencio, Presidenta del DIF Municipal de Naranjos-Amatlán.

Con esta reflexión, la primera dama presenció la ponencia del doctor José Francisco Hernández Sánchez, Jubilado de Pemex, sobre el impacto del COVID-19 en la sociedad y su experiencia como sobreviviente del virus; actividad organizada por el Ayuntamiento de Naranjos-Amatlán que preside Víctor Román Jiménez Rodríguez.

Al finalizar la ponencia, la titular del DIF Municipal compartió sus comentarios sobre lo expuesto por el médico, al referirse a la pandemia que azota al mundo de manera contundente con más de 600 mil fallecimientos desde que se originó en Wuhan, China.

Indicó que lo primero que debemos saber es que el COVID-19 es el nombre de la enfermedad que se generó a través de un virus, mismo que lleva como nombre científico para su identificación SARS-CoV-2.

La enfermedad puede afectar a cualquier persona, independientemente de su raza, etnia, condición económica, edad y sexo, así como en cualquier espacio o país en el que se encuentren el ser humano, pues su impacto ha traspasado fronteras, subrayó.

La Presidenta del DIF mencionó que se debe hacer hincapié en que el sector poblacional con mayor propensión al virus son las personas de la tercera edad, así como todas aquellas personas (sin importar edad) que padezca enfermedades como: asma, diabetes, obesidad y cardiopatías.

Dijo que es importante saber, que estamos ante un virus que se transmite de una persona infectada a otra a través de gotas de saliva expulsadas al hablar, toser y estornudar; al tocar o estrechar la mano, o al tocar un objeto o superficie contaminada con el virus.

Pérez Vicencio habló de la importancia de identificar los síntomas a tiempo, que son: fiebre, cansancio y tos seca que son los más comunes, aunque también se pueden presentar dolor de cabeza intenso, dolor de cuerpo, congestión nasal, escurrimiento nasal, dolor de garganta y diarrea.

Subrayó que el virus ingresa a nuestro organismo a través de las mucosas de la boca, la nariz o los ojos, y que al tener las manos contaminadas y se tocan estas partes de la cara, el virus entra a nuestro organismo fácilmente.

Mencionó que al no existir vacuna que pueda detener la cadena de contagios, la acción a seguir es sencilla y se ha utilizado en diversas enfermedades: la prevención. Lo que implica un esfuerzo extra que muchas personas se rehúsan a efectuar al olvidar que ponen en riesgo su vida y la de su familia.

Recordó que el protocolo sanitario avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que en México se ha tomado como básico para toda la población en su fase de prevención sanitaria, es sencillo, lo lamentable destacó, es que muchas personas aún son incrédulas ante el virus y eso es un peligro para todos.