Salud mental, de la mano con la física

el

  • El ejercicio brinda equilibrio entre las personas y su entorno, y optimiza el desempeño individual en sus roles sociales

REDACCIÓN

NARANJOS

Para un desempeño óptimo del ser humano es importante mantener un equilibrio equitativo en dos polos: la parte física y la parte emocional; que por lo general se prioriza el ejercitamiento y el cuidado del organismo, pero se deja de lado una parte importante, la salud emocional, comentó Blanca Esther Pérez Vicencio, Presidente del Sistema DIF Municipal de Naranjos-Amatlán.

Indicó que se debe entender como salud mental el estado de equilibrio que debe existir entre las personas y el entorno socio-cultural que los rodea, que incluye el bienestar emocional, psíquico y social, factores que influye en cómo piensa, siente, actúa y reacciona una persona ante momentos de estrés.

La primera dama habló de la importancia que se tiene el poder estar consciente de que existe otro aspecto de nuestro ser, que representa la base para el bienestar y funcionamiento efectivo de una persona en el desempeño individual y social dentro de una sociedad mundial cada vez más diversa, mediática y dinámica.

Explicó que quien se encuentra inestable mentalmente está sujeto a la inseguridad, desesperanza, rápido cambio social, riesgos de violencia, problemas que afecten la salud física; también pueden deteriorarse factores y experiencias personales, la interacción social, los valores culturales, experiencias familiares, escolares y laborales.

Pérez Vicencio indicó que, para tener una buena salud mental se deben procurar buenos hábitos alimenticios, realizar ejercicio con regularidad, conservar buenas relaciones interpersonales, evitar el tabaco y el consumo de alcohol, dormir como mínimo de 8 horas diarias, realizar actividades sociales, recreativas, culturales y deportivas.

La Presidenta del Sistema DIF Municipal de Naranjos-Amatlán, mencionó que estar sano mentalmente permite tener relaciones de calidad con las personas del entorno, estado de bienestar, mejorar la calidad de vida de los individuos. Además, recomendó tomar el hábito de la lectura: “leer enriquece la capacidad de atención e incrementa la memoria, aumenta la motivación y reduce el estrés”.