Entregan mil 500 despensas

el

*Se benefician nueve comunidades y tres colonias del municipio de Naranjos, con las gestiones realizadas por el DIF  y Ayuntamiento  

REDACCIÓN

NARANJOS

Como parte del trabajo en conjunto por el bienestar de las familias de escasos recursos, el Sistema DIF Municipal de Naranjos-Amatlán, que preside Blanca Esther Pérez de Jiménez, y el alcalde de la ciudad Víctor Román Jiménez Rodríguez, entregaron 1500 despensas en nueve comunidades de la municipalidad y tres colonias.

Desde muy temprano la primera dama y su esposa el munícipe, emprendieron el programa “Plan Alimentario”, mismo que está plenamente fundamentado en el derecho universal integrado en la legislación internacional, el acceso a una alimentación digna para todo ser humano, de cualquier condición sociocultural.

Apoyados en el personal del Sistema DIF Municipal y del Ayuntamiento, ambos emprendieron una larga y extenuante jornada de trabajo, principalmente en las zonas más alejadas de la ciudad, donde no fácilmente tienen acceso a los comercios. Visitaron las comunidades de Amatlán, Buena Vista, Ojital, Zaragoza, Cervantes, Rancho Nuevo, Empalizada, Soledad Chiquita y Galeana, asi como las colonias El Trébol, Bicentenario y Revolución.

Las familias beneficiadas agradecieron a la primera dama y al alcalde el apoyo entregado, despensas robustas repletas de una gran variedad de verduras, consideradas indispensables en cualquier dieta sana. Cada una de las despensas contenían más de 7 kilos de vegetales: zanahoria, jitomate rojo, tomate de cáscara, papa, chayote, limón y chile.

“Me llena de satisfacción el poder contribuir a que familias completas puedan tener lo elemental para cocinar sus alimentos, y que mejor que sea con verduras, recomendadas por los nutriólogos como lo primordial para el fortalecimiento de la salud. El ver el rostro de las señoras y los señores al recibir estos modestos apoyos, nos hace olvidar el cansancio y nos impulsa a seguir adelante”, expresó de manera emotiva Pérez de Jiménez.

El Presidente Municipal remarcó que no se puede pensar sólo en el desarrollo de infraestructura de caminos, calles, banquetas, guarniciones, y todos los servicios públicos que requiere una ciudad, si sus habitantes no tienen acceso a la posibilidad de alimentarse, razón por la cual dijo, se une a este programa, “porque considero que el desarrollo social debe ir en equilibrio con el progreso urbano”.