No venimos a buscar culpables: MH

el

Por María Elena Ferral

Papantla

“Nosotros no venimos a buscar culpables, venimos a buscar a nuestros hijos, hermanos, esposos y familiares, para darles cristiana sepultura, para acabar con esta incertidumbre”, señaló María Herrera Magdaleno, presidenta del Colectivo de Familiares de Búsqueda “María Herrera”, cuya red agrupa a 53 colectivos de todo el país, quien acompañada del obispo de la Diócesis de Papantla, monseñor José Trinidad Zapata Ortiz, encabezó en esta ciudad la Marcha por la Paz, con el acompañamiento de la presidenta de la CEDH y de visitadores de ese organismo a nivel nacional.

Herrera Magdaleno dijo “he peregrinado por muchos años sola, con la esperanza de encontrar a tres familiares desaparecidos, con el paso del tiempo entendí que se debe tener fe y confiar en Dios, para tener la esperanza de encontrar a mis seres queridos, es un sufrimiento que venimos cargando, no buscamos culpables, solo queremos los restos de nuestros hijos para darles cristiana sepultura, para acabar con esta incertidumbre”.

Papantla es sede de la “Quinta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas”, en donde participarán diversos colectivos de familiares de víctimas a nivel nacional, que se realizará del 7 al 22 de febrero, que iniciaron este domingo con una misa oficiada por el obispo de la Diócesis de Papantla, monseñor José Trinidad Zapata Ortiz, enseguida se realizó una marcha por la paz, recorriendo las principales calles de esta ciudad para solicitar el apoyo de la población y concientizar sobre este movimiento de búsqueda de algún familiar desaparecido.

Durante estos días estarán recorriendo distintas iglesias, plazas, además de tareas de prevención y de sensibilización en las escuelas, se compartirán testimonios, así como las tomas de muestra de ADN; mientras que otro grupo de personas visitará los terrenos donde se presume se hayan depositado cuerpos y restos humanos; también, visitarán los Reclusorios de Papantla, Poza Rica, Tuxpan y otros más de la zona norte; dicha hermandad espera obtener frutos, encontrando restos de los cuerpos de las personas desaparecidas, que puede ser que sean de la región o también de otras regiones del estado y del país, que hayan sido depositados en predios abandonados.