Enfila Poza Rica a los mil casos de COVID

el

*Pese a ello la ciudadanía siguen sin respeta la sana distancia y los trabajadores del volante se empeñan en violar acuerdos con autoridades, situación que conllevará a más contagios pese a todos los esfuerzos que se realicen en materia de prevención.

Poza Rica, Ver.-

Cada día el municipio de Poza Rica se acerca más a romper la barrera de los mil casos de personas que se han visto contagiadas por la pandemia que ha provocado el Coronavirus o el COVID-19, y que está representando una severa condición de riesgo para la salud de la población.

De acuerdo con el seguimiento realizado por parte de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, a la noche de este lunes se contabilizan 962 casos confirmados de personas que han sido contagiados por el Sars-Cov-2 (COVID-19), mientras que existen 72 casos de personas sospechosas de coronavirus, y por otro lado se han registrado 134 defunciones, dos más que antier.

Pese a los esfuerzos que han realizado las autoridades, el número de personas enfermas por la pandemia sigue aumentando pues apenas 24 horas se tenían 933 casos, es decir que en dìa se presentaron 29 nuevos casos, lo que representa una severa condición de riego de mortandad para muchas personas, sobre todo aquellas que padecen enfermedades como obesidad, diabetes e hipertensión.

No obstante es común encontrar entre la población a personas que no se toman las medidas de prevención que han sido dispuestas de parte de las autoridades, como el uso correcto del cubrebocas, la aplicación de lavado de manos y asimismo el uso de gel antibacterial.

De hecho, la sana distancia no es aplicada por parte de la población por lo que es muy común observar aglomeraciones en diversas partes de la ciudad, o en su caso que la misma población que en el tema de transporte, para el caso de los taxis, permita que acudan más de tres pasajeros.

Las autoridades siguen haciendo el llamado a la población para que atienda las disposiciones que se siguen dictando por parte de las autoridades de salud tanto del gobierno estatal como federal, de tal manera que sea posible reducir los índices de contagio, y con ello evitar más condiciones de riesgo.