18 de Octubre de 2021

Preocupa embarazos en adolescentes

*Dicho problema de salud se acentúa en municipios con mayor pobreza

Redacción

Tuxpan

Debido a que las estadísticas revelan que el embarazo en adolescentes es considerado un problema de salud, en esta ciudad el Fondo para el Bienestar y el Avance de las Mujeres (FOBAM), estableció la brigada de sensibilización entre adolescentes y concientizarlos de lo que significa no ser responsables y embarazarse sin desearlo.

Se reveló que son menores de entre 15 y 19 años quienes son propensos a estar en dicha circunstancia mayormente, así lo indicó la analista de proyectos del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), Vanesa Báez, quien indicó que el embarazo adolescente y la violencia sexual son problemas que deben atenderse “desde múltiples perspectivas y con acciones interinstitucionales, intergubernamentales e interdisciplinarias muy bien coordinadas”.

Explicó además que el objetivo de FOBAM es impulsar proyectos con perspectiva de género e interculturalidad, con análisis interseccional y enfoque de derechos humanos, que contribuyen a la erradicación del embarazo infantil y la disminución del embarazo en adolescentes, a través de prevención y atención.

Además, explicó que el embarazo adolescente en el país es preocupante, ya que, es precisamente en los municipios con mayor pobreza donde se acentúa; “el embarazo, además, de ser un problema social y económico, también implica una problemática de salud pública, al traer complicaciones en las niñas y adolescentes, con consecuencias durante el embarazo y el parto que pueden ocasionar la muerte”.

Indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS) que las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre adolescentes de 15 a 19 años en todo el mundo y cada año, unos 3 millones de adolescentes de 15 a 19 años se someten a abortos peligrosos.

De esta forma, las dichas cifras indican que el problema del embarazo en adolescentes, pone en riesgo la estabilidad social y económica de México, al mismo tiempo precariza la vida de las mujeres, ya que, al ser madres dejan de estudiar y entran al campo laboral, por lo tanto, no se encuentran calificadas para desempeñar empleos y su proyecto de vida se ve minado, teniendo como resultado; mayor pobreza y marginación.


Lo último en el Heraldo