Informa FGE sobre violencia en el noviazgo

el

 


• Instalaron un módulo de información, previo al festejo del Día de San Valentín

 


TERE BLASCO
TUXPAN, VER.


Personal de la Fiscalía General del Estado, este jueves instaló un módulo de información en la planta baja del Palacio Municipal, dirigido a los jóvenes, con la finalidad de proporcionar información respecto a la “violencia en el noviazgo”, siendo encabezada la actividad por personal de las fiscalías de Tuxpan.
Explicaron que se trata de hacer entender principalmente a las mujeres, que un “te quiero” puede convertirse en un “te hiero” si ellas lo permiten, ya que muchos actos de violencia pueden confundirse con amor, como es el caso de los celos, y un ejemplo de ello es decir “te celo, porque te quiero”, y es así como se puede permitir que una relación avance en la violencia.
Existe la violencia psicológica, que son actos u omisiones que dañen la estabilidad mental de una persona, como la celopatía, insultos, humillaciones o la infidelidad; de igual forma está la violencia física, que es la invasión del espacio físico de la otra persona que puede hacerse con el contacto directo con el cuerpo o limitando sus movimientos; y finalmente la violencia sexual, que son acciones que impliquen el uso de la fuerza, coerción, amenaza o chantaje.
El personal de las fiscalías, compartió con los jóvenes que pasaron por el módulo, información de frases que en ocasiones creen que son románticas, pero que prenden la alerta de que hay violencia en el noviazgo, tales como: “eres mía”, “por ti, estoy loco de celos”, “sin ti me muero”, “si no tienes nada que ocultar y hay confianza entre nosotros, dame todas tus contraseñas”, entre muchas otras que pueden confundirse con acciones normales y de amor.
En dicho contexto se hizo la invitación a los jóvenes a buscar ayuda si en su relación están pasando por cuestiones así, toda vez que actualmente se han presentado casos en mujeres de hasta 14 años que ya experimentan dichas situaciones; sin embargo no es un caso único en las féminas, ya que también hay hombres que lo padecen, aunque en menor porcentaje.