Piden que al menos se les respalde autorizando mayor cantidad de pasajeros

el

·      Taxistas y microbuseros indican que no han recibido ayuda económica, pero sí restricciones

Liz Martínez

Tuxpan

Aunque los trabajadores del volante están conscientes de que cada día son más los contagiados por covid-19, indicaron que las medidas implementadas en las cuales algunas restricciones se aplican directamente a modificar su manera de trabajar están siendo muy inoportunas para esta ocasión en la que ellos más que nunca necesitan el respaldo gubernamental para poder sostenerse.

Una vez que establecieron la nueva medida sanitaria, en la cual solamente debe haber tres personas en total dentro de los coches de alquiler incluido el chofer, los afectados indicaron que es demasiado para poder sostener las unidades y juntar el recurso mínimo para sus diarios y los montos que requieren en la gasolina refacciones, además que tienen que pagar a su patrón una cuota correspondiente.

También indicaron que en los autobuses indicaron que únicamente podrán llevar un pasajero cercano a la ventanilla y no ocupar los dos asientos, sólo que las autoridades no les están haciendo redituable la situación y la medida correspondiente resulta poco conveniente afirmaron.

Por lo tanto, los taxistas y microbuseros afirmaron que aplicándose las medidas suficientes, siempre y cuando los pasajeros acaten la educación de no ir interactuando ni exponiendo al resto de los que están en la unidad, deberían permitirles subir mayor cantidad de personas, ya que ellos desde el principio solicitaron el uso de cubrebocas, el gel antibacterial para manos y también han estado cuidando las sanas distancias.

Finalmente los ruleteros explicaron que la baja de pasaje los afectó demasiado y sus ingresos cayeron hasta en un 80 por ciento, pues algunos concesionarios no les quisieron bajar el “diario”, y al menos requieren obtener un monto cada día de 800 pesos para que les resulte algún beneficio para sí mismos, pues entre los 300 pesos que se le entregan al patrón y los otros 350 para la gasolina, en una jornada de 12 horas nada más ingresan para sus familias 150 pesos que muchas veces peligran de quedarse sin comer.