Refuerzan uso del cubreboca

el

*Con creatividad, restauranteros generan conciencia entre la población para prevenir el Covid-19

Liz Martínez

Tuxpan

Los tuxpeños se han sumado al reto que en todo el país se estableció con la finalidad de contrarrestar la desidia de la población por no utilizar ningún tipo de protección en la calle, especialmente el tapaboca, tan necesario y tan eficaz tal como lo han indicado los médicos, pero a manera de reto invitan “Hazlo por tu salud, ¡ponte cubrebocas!”

La indicación oficial por parte del Sector Salud y demás autoridades es usar cotidianamente éste artículo hasta que finalice la contingencia sanitaria, pero la ocurrencia se da en todas las formas, por ello, los restauranteros que pertenecen a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) se suman con las mojigagas que dejaron en céntrico restaurante, pero que fue el que ocuparon para la “callejoneada” con la cual se sumaron a la búsqueda del incremento de sus ingresos por la crisis que desde el año pasado fue muy notoria.

La Presidenta en la delegación tuxpeña, Catalina Caballero Estrada, indicó que el “challenge” #15DíasConCubrebocas busca fomentar la cultura de autocuidado por lo que coincidieron en que la ciudadanía debe poner su granito de arena y colaborar con el Sector Salud para evitar la saturación de los nosocomios de este puerto, que son los que reciben personas de la Zona Norte.

Se recordó que cubrir la cara, especialmente, con los tapabocas hechos de tela o hasta los N95 reduce las posibilidades del contagio considerablemente, debido a que se trata de una barrera entre cada persona y el virus pandémico, “hay que hacerlo por la salud”. Se hizo el exhorto en forma divertida para que no haya excusa y que también los jóvenes quieran atender este llamado. 

En las redes sociales los propios representantes de grupos como docentes, médicos, funcionarios públicos y demás ciudadanos en general han hecho lo correspondiente y colocando en sus muros la invitación al challenge llamando a dejar a un lado las excusas como “hace mucho calor y me hace sudar”, “es muy incómodo”, “me lastima” y “no estoy acostumbrado, ese virus no existe”.

De esta forma esperan que aumente el uso de la mascarilla al momento de viajar en el transporte público, estar en la oficina o en el centro laboral e, incluso, al hacer las compras en las tiendas de conveniencia, recordando en todo momento que éste artículo puede ser la única diferencia entre la vida y la muerte.