Burlan vigilancia

el

*Ante el cierre de playa, tuxpeños acuden a albercas de hoteles generando aglomeración de personas.

Liz Martínez

Tuxpan

Sin tomar en cuenta la Emergencia Sanitaria, ciudadanos están haciendo aglomeraciones en espacios cerrados y acuden a hoteles, donde les permiten ingresar para ocupar la alberca con que cuentan; en este sentido, las autoridades se están movilizando en áreas públicas como la playa, parques y sitios donde concurre mucha ciudadanía con éxito, pero hay áreas donde burlan la vigilancia que se aplica.

Sin embargo, la población hace caso omiso y busca alternativas para poder sofocar el calor, pero parecieran no temer por su salud, ya que siguen organizando fiestas y ya no están siguiendo el exhorto de quedarse en casa para aplanar los elevados índices de casos que mantienen a Tuxpan entre los municipios con aumento notorio.

Siguen vigentes las restricciones, por lo cual procuran salvaguardar a las familias y aplazan el retorno a los salones de clase, llaman a estar en resguardo y aun así no atienden este llamado perjudicando su propia integridad, más aún la de los mayores del hogar que peligran gravemente, muestra de ello los fallecimientos registrados que también van incrementándose y, por lo tanto, los ciudadanos que responden al llamado se inquietan y piden intervención de la autoridad. 

Expusieron que las medidas también aplican en los hoteles que nada más pueden recibir huéspedes en un 25 por ciento de su capacidad, porque así lo marca el semáforo rojo, aunque eso pareciera no importar ni a los que acuden ni a los que reciben a la gente que no tiene la más mínima conciencia, aseguraron los que han observado grupos numerosos de gente en esos sitios de decoración. 

Algunos reconocen el riesgo que corren, pero ya no soportan el encierro de 140 días que se han acumulado a causa de la pandemia que ha provocado que el nuevo coronavirus, pero los tuxpeños consideran "que no pasa nada" y que "por un ratito en el agua junto a los demás integrantes de la familia nada malo pasará".

En tanto prevalezca el semáforo rojo, las medidas no deben relajarse y este fin de semana se rebasaron los 500 casos positivos al sars-cov-2, por lo que insisten en que se debe seguir en el resguardo domiciliario.