IP inconforme

el

*Solicitan reconsideración a reformas para sector empresarial

Liz Martínez

Tuxpan

Empresarios tuxpeños agrupados a la  Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (CANACINTRA) explicaron sobre la postura que tiene el organismo sobre la reciente reforma al artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, ya que consideran que se desprecia por la inversión privada, el desarrollo tecnológico e industrial, la soberanía en salud, a la generación de empleos especializados bien remunerados, los pacientes del Sector Salud, y por supuesto, a la Constitución y al Estado de Derecho.

La presidenta en la delegación de Tuxpan, María de la Luz Monroy Rosas, informó que con la reforma se permite a autoridades federales hacer compras mediante la intermediación de organismos intergubernamentales internacionales, pero no da lugar a la licitación pública a fin de asegurar al Estado las mejores condiciones, excluyendo la aplicación de la propia Ley de Adquisiciones y sometiéndose a las reglas de los organismos.

Lo anterior, manifestaron, impedirá la fiscalización, transparencia y publicidad sobre los recursos utilizados para esas compras, por lo que observan los afectados que la reforma pone en riesgo cientos de miles de empleos no sólo de la industria farmacéutica, sino también de la industria de dispositivos médicos, la cual está conformada por empresas de todos tamaños, incluyendo MIPYMES afiliadas a CANACINTRA.

También hicieron ver que hasta hace unos meses era considerada como una industria estratégica con gran potencial de expansión y crecimiento, basada en su alto grado de especialización, cumplimiento normativo y capacidad exportadora, actualmente corren el riesgo de desaparecer.

No obstante, dijeron estar conscientes de que existe un problema grave de desabasto de medicamentos e insumos para la salud, pero negaron categóricamente que los culpables sean los industriales, ya que el desabasto obedece a la falta de planeación, estrategia y ejecución de las compras, producto de un diagnóstico precipitado, erróneo y por un desconocimiento profundo de las cadenas de producción del sector médico.

Por tal motivo se dijeron preocupados por el hecho de que los problemas de desabasto van a incrementar con ésta reforma y la decisión de orientar las compras de medicamentos e insumos para la salud a través de esta vía que no garantiza ni la oportunidad en la disposición de los insumos y mucho menos la calidad, seguridad y eficacia de los bienes que se adquieran poniendo en un enorme riesgo a los pacientes.

Esperan que sea reconsiderada esa situación ya establecida, porque buscan rescatar y que se recapacite la decisión que para muchos no será de beneficio, sino que hasta podría repercutir en forma muy negativa.