Apertura escalonada en iglesias

el

  • ·      No han incrementado los fallecimientos en Diócesis local

Liz Martínez

Tuxpan

Hasta ahora únicamente una religiosa y un sacerdote han perdido la vida por el covid-19, gracias a que se han seguido los protocolos sanitarios de acuerdo a las indicaciones del Señor Obispo Don Juan Navarro Castellanos,   por lo que han seguido con las actividades tal como se estableció y en algunos municipios de la Diócesis de Tuxpan ya tienen laicos que pueden presentarse a misa, confirmó el Vocero de la misma, el Padre Humberto Arce Santiago.

El sacerdote informó que en el noveno reporte del Centro Católico Multimedia (CCM) fallecidos por coronavirus, es decir, en la actualización de casos, el número de clérigos y religiosas fallecidos por coronavirus son 87 sacerdotes, 7 diáconos y 4 religiosas; se trata del periodo comprendido del noveno reporte, del 5 al 20 de septiembre), ninguna entidad permanecía en color rojo, mientras que 24 estados estaban colocados en el color naranja del semáforo epidemiológico y otros 8 en amarillo, indicando el riesgo medio.

Explicó que se ha detallado que en relación con las Iglesias, diversas Diócesis del país iniciaron una apertura escalonada de actividades con horarios restringidos a los fieles, especialmente en sitios de culto más representativos por la afluencia de laicos.

El párroco de “María Auxiliadora”, recordó que aquí fallecieron en esta demarcación el Presbítero Rodrigo Acuña Betancourt, de 54 años que era párroco de “Nuestra Señora del Rosario” en el municipio de El Higo, Veracruz, de esta Diócesis y la Madre “Maru” como apodaban a la hermana Eugenia Isabel Chi Mass, de 50 años de edad y religiosa dela Congregación de las Hermanas Mercedarias del “Santísimo Sacramento”,  al momento de su deceso era directora del Colegio “Patria”.

Invitó Arce Santiago a que acudan a sus parroquias a ayudar e ir acostumbrándose a los lineamientos de la nueva forma de vida, ya que no deberán aislarse más y, por el contrario, comenzar a desempeñarse las actividades para no caer en la soledad e ir evadiendo algunas responsabilidades que como católicos se tiene, porque alguno ya ni si quiera en forma virtual están presenciando las misas.