Urge declaratoria de desastre

el

  • ·Productores sin poder levantarse de la devastación que provocó el prolongado estiaje

Liz Martínez

Tuxpan

La posibilidad de un repunte para el sector que labora en el campo todavía es muy lejana, y que, aunque han sido más notorias las lluvias en las últimas fechas en la balanza pesan más las pérdidas acumuladas para el sector agropecuario, ya que han estado vigentes por más de 15 meses y, por lo tanto, lo que se ha acumulado es demasiado, así lo reveló el Presidente de la Asociación Ganadera Ejidal “Beatriz Paredes Rangel”, Sidronio Castellanos Sánchez.

Insistió en que urge una declaratoria oficial de desastre en el campo para tener acceso a apoyos extraordinarios y muchos también han enfermado porque se ha alargado la pandemia y les está devastando como nunca antes se había padecido y el trabajo es nulo, encarecieron los productos del campo por la escasez que hay, pero no es de gran beneficio para los que se dedican a ese rubro.

“Estamos vendiendo, pero los precios no son buenos para nosotros, y eso hablando de todo; tanto en ganadería como en la citricultura, que son las dos principales actividades agropecuarias de la zona norte”.

Informó que la naranja de la variedad satsuma, particularmente la denominada inverniz, que en otros años alcanzaba un precio de 5 a 6 mil pesos la tonelada y representaba un ingreso importante para citricultores en los meses de baja producción, actualmente se cotiza en mil pesos y máximo en mil 200 la tonelada.

Los citricultores llaman inverniz o “de ramillete” a la naranja que se produce fuera de tiempo, que se obtiene cuando los arboles están estresados por la sequía, pero que, al llover, la reacción es echar flor, como ocurrirá en estos tiempos.

Finalmente pidió que se pueda dar cabida a la declaratoria de desastre, para que accedan a apoyos emergentes, porque en el campo hay mucha necesidad y “la sequía nos pegó duro y con la pandemia nos está yendo peor. Nos urgen los apoyos”, dijo, por último.