3 de Julio de 2022

Depresión aumenta

  • Y no hay ley ni presupuesto para salud mental

Agencias

Xalapa

Veracruz no tiene una ley en salud mental y menos recurso específico destinado para la atención de estas enfermedades en el presupuesto anual estatal.

Esto a pesar de que enfermedades mentales como la depresión van en aumento después de la pandemia del Covid. Según el boletín epidemiológico nacional en 2021 se reportaron 5 mil 783 casos de depresión en Veracruz, 20% más que el año anterior.

En México, de las 32 entidades del país, sólo 17 tienen leyes de salud mental locales y en ninguno de los casos cumplen con los parámetros mínimos en materia de presupuesto y atención que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de Veracruz no hay ley de salud mental, pero en 2018 se agregó el capítulo VII a la ley general de salud donde la prevención de las enfermedades mentales adquirió un carácter prioritario.

El artículo 72 de la ley dice que las instituciones especializadas en salud mental dispondrán de recursos suficientes, priorizando los siguientes recursos: Personal especializado, equipo de diagnóstico y terapéutico, farmacológico y psicoterapéutico.

Pero en el presupuesto 2022 basado en resultados, la Secretaría de Salud con un presupuesto superior a los 8 mil millones de pesos no especifica el dinero destinado para salud mental. Pero si mide indicadores como el porcentaje de detecciones de salud mental en la población de 60 años y la proporción de detecciones de salud mental en población vulnerable.

De acuerdo a la OMS, a la atención de la salud mental de la población se le debería invertir al menos el 10% del presupuesto total que se destina a la salud. Sin embargo la atención de la salud mental en Veracruz depende de la suficiencia presupuestal con la que se cuente.

¿ Cuáles fueron las reformas?

En el año 2018, se promovieron en Veracruz reformas a la ley por las que creó el capítulo siete denominado de Salud Mental, que garantizará el servicio para todos los veracruzanos.

Según la ley local: La estructura del Sistema de Salud Mental dispondrá de tres niveles de atención: La prevención de la enfermedad para lo cual se podrá generar mediante la difusión de información sobre la salud mental, diagnóstico y tratamiento oportuno.

El segundo es: la estadía hospitalaria breve en la que se le ofrezca al paciente atención integral a usuarios en momentos de crisis; y la reintegración que implica la integración del usuario al medio que pertenece a través del fomento de estructuras dentro de la comunidad que apoyen al usuario en su proceso de integración social.

La ley de salud establece que las instituciones y organizaciones prestadoras de servicios de salud públicas y privadas deberán disponer de los recursos necesarios para brindar atención primaria de salud mental a la población bajo su responsabilidad.

El propósito es evitar el desencadenamiento de la alteración mental y la desestabilización de las personas que padezcan trastornos de conducta o adicciones; de igual forma, deberán asistir y orientar a las personas con este tipo de padecimientos y procurar la rehabilitación y reinserción familiar, laboral, cultural y social de los pacientes.

Para promover la salud se deben desarrollar actividades educativas, socioculturales y recreativas que contribuyan a la salud mental, preferentemente de la infancia y de la juventud.

El Estado, a través de la Secretaría de Salud, debe dar difusión y orientación en la promoción de la salud mental; e implementar programas para la prevención del uso de substancias psicotrópicas, estupefacientes, inhalantes y otras substancias que puedan causar alteraciones mentales o dependencia, entre otras.

La atención de salud mental de parte del estado implica la atención de personas con trastornos mentales y trastornos de conducta, la rehabilitación psiquiátrica de deficientes mentales, alcohólicos y personas que usen habitualmente estupefacientes o substancias psicotrópicas.

El registro, regulación, coordinación, supervisión y organización de Instituciones dedicadas al estudio, tratamiento, rehabilitación y prevención de trastornos mentales, trastornos de conducta y adicciones.

Y la reintegración social de la persona con trastornos mentales y del comportamiento a su familia y comunidad mediante el cumplimiento de las estrategias consideradas en la NOM-025- SSA22014.

El Sistema de Salud Mental, estará conformado por todos los establecimientos asistenciales, de rehabilitación, hospitalarios y de investigaciones públicas y privadas del Estado que abarquen los diferentes niveles de atención que actualmente funcionan o que se implementen en un futuro para la salud mental.