16 de Abril de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Por sobornos, Vitol quiere pagar

  • AMLO pide nombres

Agencias

México

Las empresas son fundamentales para el crecimiento del país, “pero no ayuda la corrupción; no estamos en contra de las empresas y los empresarios”, adujo hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al abordar los excesos en las ganancias de las empresas multinacionales en energía como las españolas Repsol e Iberdrola, y el gigante Vitol, que han operado actos de corrupción con funcionarios de los gobiernos anteriores al suyo, garantizó que al abrigo de la legalidad y de la transparencia su administración se buscarán acuerdos de renegociación de contratos leoninos.

López Obrador se refirió al pago de la trasnacional energética Vitol, con sede en Suiza, que liquidó una multa en Estados Unidos por haber incurrido en sobornos en diferentes naciones, entre ellas México.

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, señaló que “de eso no estábamos enterados”. Añadió que ese conglomerado ofreció pagar 17 millones de dólares para resarcir el daño, pero se negó a dar los nombres de los funcionarios que recibieron sobornos.

Sin embargo, López Obrador expuso con amplitud: “Si no nos dicen quién recibió el soborno, seríamos cómplices. Por eso que la Fiscalía General de la República (FGR) investigue.

“Y Vitol podrá ser una empresa muy importante a nivel mundial, es una vergüenza que estas empresas actúen así, venir a corromper para obtener ganancias excesivas. Hay que seguir profundizando en este tema”.

A fines del año pasado, la subsidiaria de Vitol en Estados Unidos pagó 164 millones de dólares en compensaciones, después de que reconoció haber entregado sobornos por más de dos millones de dólares en Brasil, Ecuador y México.

“Vamos a buscar acuerdos en la lógica de que queremos seguir manteniendo contratos en esta nueva realidad económica, ya no es el tiempo de que los políticos estaban al servicio de las empresas. Tenemos que cuidar el dinero del pueblo”, dijo López Obrador.

La crítica a las prácticas, que resultaron comunes entre corporaciones extranjeras y funcionarios de los últimos cinco gobiernos panistas y priístas, fue puntual.

“Por qué en España tienen utilidad del 15 por ciento y aquí tiene una utilidad de 150 por ciento los bancos y las grandes corporaciones”, cuestionó y se respondió: “Venían a hacer su agosto, y por qué los mexicanos vamos a pagar más por los servicios. ¿Por la protección del gobierno a esas empresas? ¿Para que hable bien (el periódico) El País? ¡No!”

López Obrador insistió en la demanda de renegociar todos los contratos leoninos, y aseguró que él sólo aceptará cuando haya una plena reparación del daño al interés público.

Por ejemplo, reveló, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha pagado de subsidio- a través de contratos con unas diez empresas- más de 300 mil millones de pesos.

“No vamos a quitar negocio, se van a seguir haciendo negocios, pero en situación de normalidad. ¡Antes era excesivo!”

Aprovecho -dijo- para hacer un llamado respetuoso a los gobiernos de otros países: “Debido proceso-transparencia, póngase en la balanza. Yo sostengo que la transparencia es la regla de oro de la democracia.”