Pésimo servicio urbano

el

-Así tengan cinco o 10 años de antigüedad las unidades, son los conductores de las mismas los que brindan una terrible atención

Por Ángel Estévez

Rebasar los límites de velocidad, subir o bajar pasaje donde quieren, hablar por teléfono, escuchar música a exceso de volumen o ir acompañados de otra persona mientras manejan, además de invadir carriles y de no dar la parada a personas con silla de ruedas o discapacidad, son las constantes, entre los conductores del servicio urbano, que motivan la inconformidad de los usuarios.

Esos “malos hábitos” del transporte público siguen generalizados entre las rutas del transporte en la zona hacía la playa, Barra, La Mata y el IMSS, y no importa si el camión tiene 10 años de antigüedad o acaba de salir de la agencia, el servicio sigue igual, afirman los entrevistados.

Ciudadanía en general indica que los chiflidos, miradas y “mentadas” son constantes por parte de los choferes; de igual forma, reconocen que hay unidades en mal estado y que las denuncias hacia la dependencia de Transporte Público son las de sobrecupo y ruido en los camiones.

A través de este medio hacen un llamado al Director de la Empresa Servicios Urbanos de Tuxpan (SUT), Óscar Octavio Greer Becerra, para que ponga un alto a su personal y ya no se sigan presentando este tipo de inconformidades y abusos. 

Por último, usuarios hacen un llamado a las autoridades competentes para que tomen cartas en el asunto y obliguen a los responsables de Transporte Público a realizar el trabajo para el cual fueron contratados.