De libros y otros chuchos 9/1/18

el

A sembrar verduritas

Por Nancy Jácome

Siempre es un orgullo cuando un porteño obtiene grandes logros, por ello desde este espacio queremos enviar una felicitación al tuxpeño Pedro Paunero, biólogo carrera, escritor por destino. Uno de sus fabulosos cuentos ha sido solicitado para ser publicado en una Antología hispano-americana. 

Paunero, comparte sus cuentos algunos con una gran influencia de la zona veracruzana, en la revista Axxon de Argentina y también puedes encontrarlos en la página web de Tuxpan y Otros Chuchos, son varios los que ha escrito y van desde lo más bizarro hasta lo más tradicional, de él no podré olvidar “La Puerta en el Monte”, que tiene relación con los chamanes y las tepas de la zona huasteca y totonaca.

Pero así como hay orgullo, en ocasiones también hay decepción, recientemente fuimos balconeados por un You Tuber de nombre Víctor González, en el que denuncia el pésimo estado que se encuentran conocido restaurante en el centro de la ciudad. Una pena que teniendo Tuxpan tantas cosas bellas sea dado a conocer de esta forma, por alguien que sólo paso de noche.

Así que más que un llamado a las autoridades, es a todos los porteños para mantener nuestra ciudad limpia.

Vi por ahí una nueva lista de propósitos que me pareció muy interesante, ya que siempre nos proponemos bajar de peso y no lo hacemos. Estos propósitos van de la mano con la conservación del medio ambiente y son: dejar de usar popote, ya que es un material que genera una contaminación importante y debido a su delgadez a veces no es muy visible.  El otro es transportase en bicicleta al trabajo, con los precios de la gasolina tal vez nos veamos obligados, pero puedes empezar por utilizar más el autobús y taxi.

Otro de los propósitos es producir mis propios alimentos, esto cada vez se vuelve más necesario por dos razones, la primera es la económica, el precio de la verdura y la fruta es carísimo aquí en el puerto y el segundo y más importante, tal vez porque con las modificaciones genéticas que le hacen a los alimentos para hacerlos más atractivos y perfectos ya no sabemos ni que comemos. Cargar una bolsa para las compras, desde que se puso de moda usar bolsas de mercado para verse a la moda, estas aumentaron su costo, pero siempre puedes hacer un costalito en el que transportes tus compras, más resistente y menos contaminante. Ya que andamos por aquí, igual podemos volver a llevar ese trapito para que nos den en él las tortillas.

Cuidar una flor para la polinización, y aunque parezca algo fácil resulta que el mundo tiene un problema en ese sentido y es que ya no hay abejas que hagan este trabajo, Mónaco ya comenzó a trabajar en esto, para evitar que nos quedemos sin abejas, que además de hacer miel en sus viajes ayudan a realización de la polinización en las plantas. 

Viajar a destinos naturales, este punto pareciera muy fácil, pero realmente es muy difícil porque eso significaría llegar a lugares donde no hay comodidades para el turista, como luz, comida, agua caliente y más. Pero este año es mi propósito redescubrir la Huasteca Veracruzana, por lo que estaré llegando a algunas comunidades aledañas para decirles que hay en cada una de ellas.

Usar termos para bebidas, ese vaso muy bonito de Starbucks y ese vaso económico de andatti, nos hace vernos cool para una fotografía, pero a la larga son hechos con unicel que tarda años en degradarse.

Hacer composta con mis residuos orgánicos, pues ya de una vez para ahorrar en el abono de las plantas que pensamos sembrar en nuestro huerto casero, al que llegaremos tras tanta alza en el precio de la gasolina.

Algunos pudieran parecer simples propósitos, pero para esta vida capitalista que llevamos, son realidades, que nos ayudarán a ahorrarnos los pesos que necesitaremos para afrontar nuestra vejez, porque pues ya no hay pensiones.

Para no terminar una columna más triste nos vemos en la próxima columna.

Comentarios