Perdonar el machismo, solapar la violencia

el

 

 Miriam Lagunes Marín

En nuestro país la misoginia está naturalizada al grado de pasar desapercibida para muchos y ser solapada por otros tantos, podemos encontrar discursos machistas en todas las esferas sociales, apenas hace unos días recordábamos las conversaciones filtradas del senador Ismael Cabeza deVaca, que hablaba sin ningún pudor sobre explotación sexual, también hace poco el político Alfredo Grajales utilizaba la violencia de género como trampolín para ganar la elección interna de su partido, en ambos casos hubo una disculpa hueca sin realmente aceptar ni reparar el daño causado, siguiendo esa misma línea ahora el delegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, se refirió a las derechohabientes de esta institución como “pirujas”, hizo comentarios lesbofóbicos y homofóbicos, días después se refirió a otra mujer como una “nalguita”, hasta ahora ninguno de los tres ha enfrentado consecuencias legales o laborales por sus discursos de odio.

En una de sus conferencias mañaneras el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre su postura acerca de las declaraciones de Mireles, le preguntaron también si pensaba solicitarle su renuncia por estos hechos, se limitó a pedir que perdonáramos al delegado del ISSSTE por haberse referido a las mujeres de esta manera, solicitó que a la brevedad pidiera una disculpa pública y se comprometiera a nunca volver a actuar de este modo, no dudo de las buenas intenciones en el actuar del presidente, por desgracia las buenas intenciones no han demostrado no ser suficientes para contrarrestar la violencia que vivimos las mujeres en el país.

Recientemente científicos mexicanos hicieron el análisis de millones de datos para establecer si existe una relación directa entre la misoginia expresada en redes sociales y los delitos violentos contra mujeres, este equipo multidisciplinario se dio a la tarea de analizar millones de tweets que contenían mensajes misóginos, luego ubicaron en un mapa cuales eran los Estados de la república con mayor número de contenido machista, si sobrepones este mapa con el de denuncias por feminicidio podemos ver que en Veracruz la cultura machista expresada a través de las redes está muy por arriba de la media nacional, así que en nuestro Estado destacamos por discursos machistas y feminicidios, reafirmando que los discursos de odio preceden a los crímenes de odio.

No podemos seguir solo disculpando la violencia machista, si no aplicamos las leyes, si no hay castigo por estos delitos, si no echamos a andar las medidas reeducativas para agresores y no exigimos una reparación del daño para las víctimas en definitiva no vamos a acabar con esta epidemia de feminicidios, no basta pedir perdón si cada semana tenemos un ejemplo nuevo de algún funcionario público refiriéndose a las mujeres como si fuéramos objetos, en definitiva Mireles tiene que pedir perdón pero junto con él también tendría que

entregar su renuncia, de otro modo el mensaje es claro, puedes pisar la dignidad de las mujeres, fomentar la violencia y esparcir el odio, pero con tus “sinceras disculpas” todo está resuelto.