EN PETIT COMITÉ

el

GUILLOTINA PARA REVERTIR EL ATRACO

ÓSCAR MARIO BETETA

“No crean que tiene mucha ciencia gobernar la política tiene más que ver con el sentido común con el juicio práctico. La política es transformar, hacer historia…”, dijo hace un año el presidente de México. Y es cierto. Para él, es mucho más fácil por el enorme consenso socioelectoral que lo respalda, la extraordinaria concentración de poder que ha conseguido y, sobre todo, por su incuestionable liderazgo. Sobre esas bases, para él, hay pocos imposibles.

Hoy, que el país está envuelto en una crisis que se abre en muchas vertientes y que sólo podrá resolver con recursos económicos, su idea de que el mayor interés de su gobierno en el Caso Lozoya es recuperar el dinero de la corrupción que se le imputa y en la cual habrían participado muchos otros funcionarios del sexenio anterior, es indispensable, viable y urgente.

La detención, extradición y colaboración que se espera del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, colocado en el status de testigo colaborador para que revele la red de exfuncionarios que atracaron al país, mirando a recuperar lo que se robaron, es un propósito que, de cristalizar, aliviaría las apremiantes necesidades nacionales.

De esa fuente, de inimaginables proporciones, podrían obtenerse los fondos que se requieren para encarar las crisis de salud producida por la pandemia de coronavirus, y la de la economía, para impedir que la planta industria se ahogue.

Definido el objetivo presidencial, que es reintegrar el dinero mal habido a la nación, lo que procede hacer es obtener del exdirectivo de la petrolera la información que permita a la Fiscalía General de la República armar sólidamente una carpeta de investigación que, respaldada con datos de la Unidad de Inteligencia Financiara, lleve a cercar y a atrapar a los tiburones y ballenas que después de su sexenio de gula, se marcharon ahítos con la certeza de que serán intocables.

Como es de suponer que esos vivales hayan hecho todo para proteger su botín, el gobierno puede apelar a todas las instituciones internacionales para que lo ayuden a rastrearlo. Con información en la mano, puede llamarlos y advertir que les sabe todo. Con esa guadaña sobre su cabeza, les deja dos opciones: sin escándalo, regresan al menos una parte de lo que se embolsaron ilegalmente, o se les abre un proceso que los conduzca a la cárcel.

Con insistencia, en este espacio hemos subrayado el imperativo de que, en el contexto de la 4T, se castigue drásticamente la prevaricación para empezar a construir una cultura de honradez pública; pero sobre todo, que se despoje a los pillos de lo mucho que han amasado a la sombra de los cargos públicos.

Hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador coloca sus acciones de gobierno en esa dirección. De concretarlas, generará un respaldo nacional unánime; su gobierno contará con los medios que reclaman las crisis, y hará más patente esa rara facilidad de ejercer el poder que él se ha dado a sí mismo, dotado, como ninguno de sus antecesores, de ideales, valores, principios y convicciones inquebrantables.

SOTTO VOCE…

Gruma, transnacional mexicana y líder mundial en la producción de harina, productos de maíz y tortillas, es una de las pocas empresas que, dirigida con gran visión y conocimiento; experiencia y talento por Juan Antonio González Moreno, y aún en medio de la pandemia de coronavirus, registró resultados históricos en cada uno de sus rubros de operación durante el segundo trimestre de 2020, destacando sus ventas y utilidades de 77% en el exterior…Mario Delgado mostró su sensibilidad, habilidad y capacidad políticas y sacó adelante la elección de consejeros electorales…La tenacidad y perseverancia; la lealtad y vocación de servicio al país y a trabajar con las instituciones, rindió frutos al líder del CCE, Carlos Salazar Lomelín, al ser reivindicado con toda justicia por el poder presidencial.