De libros y otros chuchos 21/11/17

el

Tuxpan necesita un auditorio con la mejor acústica

Por Nancy Jácome

Muchas veces se dice que en Tuxpan hay muy poca cultura, pero en ocasiones pienso que realmente no la buscamos.

Durante dos días el auditorio de usos múltiples ubicado en libramiento se llenó de música y zapateado con el Concurso Nacional del Huapango que trajo a bailadores de varios Estados de la República Mexicana, desde pequeños niños, hasta adulos.

Y en esta ocasión me di a la tarea de observar los rostros de los más pequeños y su ilusión al bailar no tiene comparación con ninguna otra, creo que la preservación se nuestra cultura si se salvaguarda aunque no lo veamos, aunque no lo notemos, aunque no lo apoyemos.

Se preserva principalmente por aquellos padres que inculcaron en sus hijos el amor a las tradiciones, el amor a su tierra, el amor a su propia música.

Tal vez lo único que deba hacer el gobierno sea darles un lugar digno para expresarse. En el pasado Foro de Turismo escuche la necesidad de un teatro municipal, pero yo creo que en estos momentos un teatro municipal no es viable porque sólo tenemos una compañía de teatro.

Dicen que podemos traer teatro de otras partes, pero yo pienso que podemos explotar lo que Tuxpan tiene y lo que el puerto tiene es música, de todos los estilos.

Por ello yo pugnaría por un Foro, un auditorio, un centro cuya acústica sea lo principal a tomar en cuenta, que los sonidos resuenen dentro de él, con elegancia, con alegría, con fuerza.

Porque nos sobran músicos en Tuxpan, ya se acerca diciembre y los integrantes de Leones Marching Band llevaran a cabo su concierto anual en el que muestran a Tuxpan por qué son llamados a eventos internacionales.

La Academia de Música  Profesor Juventino Rosas en la que la familia Montiel desarrolla el talento de los tuxpeños también tendrá la presentación de su recital en la que escucharemos los violines, el piano, las voces. Otras escuelas de música también estarán preparando sus recitales.

Hace unos días el grupo “Trio Puerta de Oro” presentó su nueva producción “Mi tierra Veracruzana” que contiene once huapangos. La agrupación “Materia Gris” ha estado celebrando por todo Tuxpan sus 20 años de carrera y durante este tiempo han pasado por la banda gran cantidad de talentosos jóvenes

Así que si me preguntaran que regalo de navidad le daría a Tuxpan, eso es lo que le daría, un lugar digno para escuchar música clásica, un lugar para escuchar opera, para escuchar huapango, para escuchar La Malinche,  para escuchar rock, para escuchar los musicales de las obras de teatro.

Ya se acerca diciembre y por esta columna les estaré informando sobre todos estos festivales para que sean parte de ellos,  pues en el puerto suceden muchas cosas pero en ocasiones no nos enteramos.

Por otra parte este fin de semana también en lo deportivo hubo gran actividad y es grato ver que el trabajo que tanto Antonio Pritanti como todos los que han integrado el canotaje de Tuxpan, en lo deportivo como en lo administrativo recibieron la visita de estados que por primera vez pisaron Tuxpan para competir.

Y es que el puerto ya cuenta con la pista de Canotaje, ese gran complejo que dejaron los juegos Centroamericanos y al cual el Club de Canotaje le está dando todo el uso que puede.

Yucatán llegó desde lejos para atender la invitación y celebrar los 25 años de Regata  y 26 años de integración del Club de Canotaje de Tuxpan que ha dado a dos atletas que han llegado a los juegos Olímpicos.

Pánuco no falto a la cita como todos los años, el equipo de Marina ha crecido y en esta ocasión dio una fuerte batalla contra el Canotaje porteño.

Y dando la vuelta por el lugar les comentó que el Museo de la Amistad México – Cuba tuvo una gran actividad recibió a muchos visitantes tanto del estado de México como de quienes llegaron para participar en las justas deportivas y se acercaron a conocer la historia que enlaza a México y Tuxpan con la Revolución Cubana.

Regresando al deporte, otro club que está trabajando con fuerza es el de Surf y tiene miras a emular al Club de Canotaje, cada vez aumenta la matrícula de niños que se inscriben a este deporte e incluso turistas comienzan a practicarlo, pues es inevitable ver una tabla de surf y no querer intentarlo.

Definitivamente el puerto tiene mucho que explotar, tanto belleza natural como su propia gente que es talentosa.

Nos vemos en la próxima columna.

Comentarios