La Verdad al Chile 28/12/17

el

La vida es un juego diviértete

Por Nina Salguero

Hola amigos, les deseo que la celebración de Navidad haya fortalecido sus lazos familiares, como libre pensador que es El Chile, Cristo nace todos los días, es regocijo.

No dejo de pensar en el juego de canicas, que un admirado político expresó acerca del destape total de

Héctor Yunes Landa, dicho político expresó:   el poder lo tiene un Yunes, pero el juego de canicas lo tienen Héctor y Pepe; el acuerdo inicial fue que quedara  Yunes Landa, al cual definen como aguerrido y con mucha más experiencia que Pepe Yunes; pero los acuerdos son los acuerdos y como Yunes Landa ya jugó, hoy le toca a Yunes Zorrilla, emprender la lucha por lograr la gubernatura veracruzana, un platillo jugoso y codiciado;  el juego de canicas “ No te enojes” consiste en demostrar habilidades, cálculo, atención visual (electores)... a cada jugador le tocan cinco canicas de un color diferente (pudieran ser la alianzas de facto), por otra parte la coincidencia de juego “No te enojes” tiene mucho que ver con la política y las elecciones, pues el objetivo es llevar sus fichas, desde que inicia hasta llegar a la meta; igual en las elecciones el parecido con este juego es que las habilidades ejercitadas, son necesarias para  conocer de cerca al votante ofrecer realidades y simples promesas.

El juego “No te enojes” es uno de tantos que se juegan con canicas, pero lo más simple es lo que los niños de ayer conocían, cuicas, cuirias, agüitas, en apariencia era fácil jugar canicas, pero tenía su chiste, preparar la superficie, hacer los equipos, hacer los hoyitos, las horas pasaban y como eran juegos de concentración, el tiempo desaparecía hasta que los padres buscaban a los niños, excuso decirles como terminaban los chamacos, con la ropa súper sucia, los cachetes llenos de lodo, pero felices de guardar los cayucos y las canicas ...estas eran un universo, eran planetas, las canicas llamadas ojo de gato eran las más buscadas, así como las llamadas canicas del petróleo, había de todos colores, igual que en la política e igual que en  esta, existían reglas y normas, la política  no deja de ser un juego a veces perverso, donde se dan golpes bajos por ello, no es fácil ese mundo de oropeles, donde hay que saber jugar muy bien; el  que se enoja pierde y hay que ensayar sonrisas, poses, conocer niveles, recordar lealtades...muchos actores políticos creen que al enemigo hay que tenerlo cerca, creería El Chile que más que tenerlo cerca hay que vigilarlo, porque tenerlo muy cerca en un afán de querer ser y parecer conciliador puede tener resultados nefastos, generalmente y como la política es de intereses, siempre habrá gente que endulce el oído del mandante, en un afán de ganarse su afecto.

2018, será un año interesante, la lucha por el poder en sí, no es perversa si esta tiene un fin que beneficie a la sociedad en su conjunto, 25 millones de jóvenes es un aproximado, la búsqueda del voto a este Sector es todo un reto para quien desee gobernar el país, la percepción que tiene la juventud ya no es la misma que hace un década, preguntan, cuestionan, razonan... el reto es enseñarlos a pensar, parece simple pero no lo es, en el juego de “No te Enojes”   está la respuesta, el dicho popular “la política es el arte de comer mierda y no hacer gestos”, sería el “No te enojes”  pero ...¡Cuantas personas han  emprendido una diáspora de  los partidos políticos, por reclamar justicia, la verdad, su propia verdad, disciplinarse como método no ha dado resultado, pues hay que saber diferenciar entre el orgullo y la dignidad.

Y recuerden la frase: En el gallinero de la política, la gallina más alabada no es la que pone el mejor huevo, sino la que mejor sabe  cacareacarlo”.

Saludos a todos los electos; que buena chamba les espera.

Comentarios