De libros y otros chuchos 6/1/18

el

Músicos una forma de vida

Por Nancy Jácome

Ante la falta de empleo en el municipio, algunos jóvenes han comenzado a crearse su propia fuente de empleo y han encontrado en el Mariachi un oficio para llevar el sustento a sus casas y aunque existe una agrupación que lleva más de 20 años en este negocio, surgen jóvenes dispuestos a aprender el oficio y continuar la tradición.

Y es que la música siempre será parte de la vida del mexicano y como tal siempre tendrá un espacio dentro de los gastos necesarios y es que el mercado es amplio y variado.

Entre Mariachis no compiten por los costos, todos cobran lo mismo y si acaso hacen excepciones cuando ven que hay interés pero no dinero.

Héctor Reséndiz Zavala quién fue parte del grupo fundador del primer Mariachi Tuxpan me comentaba que el mariachi en Tuxpan comenzó con gente de Puebla, hace más o menos treinta años, en ese entonces se llamaban Mariachi Perla de Tuxpan.

Después de que los integrantes originales abandonaron el grupo para volver a sus tierras y  Reséndiz Zavala cambio el nombre a  Mariachi Tuxpan, lo registró en el sindicato de músicos de la CTM.

A pesar de que en los últimos años se han asentado más grupos de mariachis no hay competencia, pues antes, los clientes se enojaban porque no se daban abasto para atenderlos sus los eventos y ahora ya son varios los jóvenes que se han instruido en la música y que ofrecen los servicios.

Para los músicos puede haber malas rachas, pero realmente dudan que algún día el Mariachi se acabe, porque la música ranchera no se acaba, hay lugares donde la gente grande busca al mariachi, aunque los jóvenes están atrapados en otro estilo musical. Y pues ellos además de tocar la música del mariachi incluyen en sus repertorios de otros estilos musicales para siempre estar en el agrado de la gente.

En los últimos años una esquina que se ha convertido en la calle que los mariachis visitan por la noche es conocida por los tuxpeños, una oficina sin sillas donde los mariachis esperan al próximo enamorado que quiere llevarle una canción a su chica, o a donde acude el padre para llevarle a su hija la serenata de los quince años.

Y es una oportunidad de trabajo para quién quiere trabajar honradamente. Hablando de trabajo ya se comienzan a ver rutas turísticas en las comunidades de Tuxpan, pues si bien el puerto recibe un turismo de sol y playa, tiene todo lo necesario para recibir otro tipo de turismo uno interesado en pasar sus ratos de forma más tranquila y para ello algunas comunidades ya comienzan a prepararse, espero tenerles más noticias en los próximos meses y algunas rutas de escape que ustedes puedan disfrutar. 

Nos vemos en la próxima columna.

Comentarios