Serpientes y Escaleras 20/2/18

el

Videgaray siempre sí va al Senado

Por Salvador García Soto

A las fuertes tormentas que ya vive el PRI -igual que todos los partidos por la definición de candidaturas- se sumaría otra turbulencia en los próximos días. Como si no bastara con las renuncias de priístas que se van a Morena, renegando del maltrato de su dirigente, Enrique Ochoa, el partido gobernante podría tener “la madre de todas las tormentas” cuando defina su lista de senadores plurinominales, si aparece un nombre que muchos (comenzando por él mismo) ya habían descartado: el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso.

Fuentes muy cercanas a la Cancillería, aseguran que el titular ha cambiado de opinión sobre “no buscar ninguna candidatura” y quedarse “con el presidente hasta el fin de su gobierno”, y ha decidido que quiere ser candidato a senador pluri. Videgaray hace “todo lo necesario” para ser incluido en las listas que dará a conocer el PRI con 10 o 12 políticos que tendrán asegurado un escaño la próxima legislatura. El martes renuncian integrantes del gabinete que irán al Senado, aunque la ley da a secretarios o subsecretarios de Estado hasta 90 días antes del día de la elección para renunciar y buscar ser senadores, sea de mayoría o plurinominales.

Las fuentes afirman que el canciller está apurando una negociación directa con la Casa Blanca -las últimas semanas ha tenido reuniones privadas en Washington con el equipo de Trump- con la que busca llegar a “entendimientos finales” entre México y EU, incluso en negociaciones y acuerdos fuera de las mesas de renegociación del TLC, que encabeza Ildefonso Guajardo, y de manera bilateral, sin el gobierno de Canadá.

“Quiere sacar ya una versión final del TLCAN que se apruebe a principios de marzo y le permita cerrar definitivamente las negociaciones. La urgencia es porque Videgaray quiere dejar terminado el acuerdo comercial, quede como quede, para poder decir que concluyó su labor e irse como candidato al Senado en las listas del PRI”, sostuvo una de las fuentes.

Si deja Relaciones Exteriores para ser senador, seguro Videgaray querrá ser líder de la próxima bancada del PRI. El problema es que esa posición estaba reservada, o al menos negociada, por José

Antonio Meade con el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Y Videgaray y Osorio, que terminaron como enemigos a muerte, no pueden ir juntos.

¿Qué harán Peña Nieto y Meade ante un dilema tan complicado? ¿A quién le darían la prioridad en la lista al Senado? ¿A Osorio, a quien se la prometieron por levantarle la mano a Meade, o al consejero más influyente del presidente y amigo y compadre del candidato? Vaya tormenta la que se le viene al PRI. Videgaray y Osorio no caben juntos en el Senado.

NOTAS INDISCRETAS…Los eventos de ayer de toma de protesta podrían resumirse como “tres candidatos distintos, un solo discurso verdadero: el de la corrupción”. Distintos estilos: mucho músculo y matraca con Meade, que estrenó nuevo discurso, más crítico sobre la realidad del país y el enojo de los mexicanos (“Debemos hacernos cargo de la decepción de los mexicanos”, “seré implacable contra la corrupción”) en el que se deslinda de la actual situación pero no rompe con Peña Nieto. Por su parte López Obrador, con un evento más cerrado, también ofrece un combate “con locura, necedad, terquedad y pasión contra la corrupción”, en un intento por hacer de los defectos que ven sus detractores su principal virtud: “terquedad, obsesión, necedad y locura contra los problemas del país”. Y finalmente Ricardo Anaya, con el Auditorio Nacional lleno y arropado por gobernadores y dirigentes, se dijo listo para “cambiar al régimen” y advirtió que “con todos sus coletazos e infamias el dinosaurio moribundo que ha intentado destruirme, no lo va a lograr”, arengó el candidato, quien también ofreció terminar con la corrupción…El que también entra a las listas pluris pero de diputados, es Manlio Fabio Beltrones. Al sonorense le pidieron integrarse a la campaña de Meade como operador de una circunscripción electoral. A cambio Beltrones busca ir a San Lázaro aunque no como coordinador sino como uno más de la bancada, pero nunca sería un diputado “de la bola”…Se agitan los dados. La semana comienza con Escalera. Buen augurio.

Comentarios