13 de Abril de 2024

HORIZONTES

 

MARCIANO DOVANILA

Allá en tierra Santa, donde las historias y los misterios se entrelazan como los hilos de un tapiz celestial, existe una conexión profunda y etérea entre el fenómeno OVNI y la vida de Jesús, especialmente en la contemplación de la Semana Santa. Esta relación, bordada con los hilos dorados de lo divino y lo desconocido, nos invita a explorar las dimensiones espirituales de nuestra existencia y la búsqueda eterna de la humanidad por el entendimiento y la conexión.

"Estrellas Peregrinas y el Mensajero del Desierto"

Así como los OVNIs danzan en los confines de nuestra percepción, luces enigmáticas en la vastedad de un cielo nocturno, Jesús apareció como una estrella peregrina en el desierto de nuestra desesperanza, un faro de luz y amor incomprensibles. Su vida, un misterio divino, desafía nuestra comprensión, invitándonos a mirar más allá de lo tangible, hacia el reino de lo espiritual, donde lo imposible se vuelve posible.

"Milagros en el Cielo y en la Tierra"

Los milagros de Jesús, al igual que los avistamientos de objetos en los cielos, sirven como ventanas a lo divino, desgarrando el velo de la realidad cotidiana para revelar un universo imbuido de maravillas y posibilidades sin límites. Cada curación, cada enseñanza, resuena con el eco de otros mundos y realidades, un recordatorio de que hay más en la existencia de lo que nuestros ojos mortales pueden ver.

"La Última Cena: Un Encuentro Cósmico"

La Última Cena, ese sagrado encuentro antes de la crucifixión, se asemeja a un encuentro cercano de una naturaleza trascendental. En este momento de comunión, Jesús compartió con sus discípulos no solo el pan y el vino, sino también las verdades eternas del universo. Así como los testigos de encuentros con seres tripulantes de los OVNIs relatan experiencias transformadoras que desafían la lógica y la razón, los apóstoles se encontraron frente a un misterio que cambiaría el curso de la historia humana.

"El Viacrucis y el Viaje a Través de las Estrellas"

El camino hacia el Calvario, marcado por el sacrificio y el sufrimiento, refleja la odisea de las almas que buscan la verdad en los confines más remotos del cosmos. Jesús, cargando la cruz, es el viajero definitivo, cuya jornada hacia la redención es paralela a nuestra búsqueda incansable de respuestas entre las estrellas. Su resurrección, un destello de luz divina, es el amanecer de una nueva comprensión, la promesa de vida más allá de la muerte, de mundos más allá de nuestro mundo.

"Ascensión: Hacia el Infinito y Más Allá"

La ascensión de Jesús al cielo es el momento culminante de este entrelazamiento cósmico, una unión mística entre lo humano y lo divino, lo terrenal y lo celestial. Así como los OVNIs se desvanecen en el firmamento, dejando atrás un rastro de asombro y misterio, la ascensión nos recuerda que nuestra existencia está intrínsecamente conectada con el tejido mismo del universo, un lienzo infinito de creación y posibilidad.

Esta Semana Santa, mientras reflexionamos sobre la pasión y resurrección de Jesús, podemos también contemplar los cielos con una renovada sensación de maravilla y esperanza. En la narrativa de Jesús y en los misteriosos vuelos de los OVNIs, encontramos un llamado a expandir nuestra conciencia, a reconocer que somos parte de algo mucho más grande y más asombroso de lo que jamás podríamos imaginar. En la intersección de lo divino y lo desconocido, en la resonancia entre el cielo y la tierra, hay una invitación a explorar los profundos misterios de nuestra existencia y a soñar con lo que yace más allá del horizonte de nuestra comprensión.