2 de Julio de 2022

En el mes de Mayo de 1914, siendo comandante de la Primera División de Oriente del Ejército Constitucionalista, el señor General, Cándido Aguilar, al frente de sus tropas entró en combate fuerzas Huertistas comandadas por el Teniente Coronel, Emilio Guillermin, a quienes derrotó y les tomó las plazas de Tuxpan y Tamiahua. Estando en la primera de ellas, recibió un comunicado del Jefe del cuerpo del Ejercito del Noreste, General Pablo González, redactado en los siguientes términos: “Gustoso transcríbole este mensaje del Primer Jefe: sírvase comunicar al General Cándido Aguilar, que el día de hoy he tenido a bien nombrarlo Gobernador y Comandante, felicítole por tan acertado nombramiento. El General en Jefe, Pablo González”.

 

Como consecuencia de lo anterior, y tras de haber solicitado y obtenido el ascenso a Generales Brigadieres de los Jefes Agustín Millar y Vicente Salazar, quienes habían distinguido en los combates antecedentes, el señor General Cándido Aguilar decidió instalar su Gobierno en la Ciudad y Puerto de Tuxpan, habilitándole para el efecto como Capital del Estado, y el día 20 de Junio del año de 1914, expidió el siguiente decreto:

DECRETO NUMERO UNO.

Cándido Aguilar, Gobernador y Jefe Militar del Estado de Veracruz-Llave, por el Co. Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, pone en conocimiento del Pueblo:

1. Que previa protesta he tomado posesión del cargo que la Revolución me ha conferido.

2.Que en uso de las facultades de que me hallo investido, he tenido a bien nombrar Secretario General de Gobierno al Corl. Heriberto Jara, quien también, previa protesta, entra en funciones en el desempeño de su puesto.

3.Que provisionalmente los poderes del Estado residirán en este Puerto.

Publíquese y hágase circular. Dado en el Palacio de Gobierno en Tuxpan, a los 20 días del mes de Junio de 1914. El Gobernador interino y Comandante Militar del Estado, Gral. Cándido Aguilar. El Secretario General de Gobierno, Coronel J. de E. M. Heriberto Jara C.

La población de Tuxpan, simpatizante de la causa Constitucionalista, ante tan honrosa distinción se sintió halagada y jubilosamente prepararon un programa de festejos cuyo texto impreso distribuyeron entre sus habitantes:

“Con motivo de la toma de posesión del C. General en Jefe de la Primera División de Oriente, como Gobernador del Estado Libre y Soberano de Veracruz-Llave, los miembros que forman el Estado Mayor de la División, los Jefes, Oficiales y Soldados compañeros de armas del digno General, Cándido Aguilar, han acordado celebrar dicho acto de la manera siguiente:

Día 20.- Primero: A las 10 a.m., en el Palacio de Gobierno, tendrán lugar la solemne protesta del C. Gobernador del Estado ante los Jefes de la División. Segundo: Pieza de música por la Orquesta.- Tercero.- Solemne protesta del C. Srio. Gral. de Gobierno.- Cuarto.- Recepción de Comisiones.- Quinto.- Audición Músical.- Sexto.- Banquete que se servirá en la casa que ocupa el Sr. Tte. Corl. Enrique W. Paniagua, en honor del C. Cándido Aguilar.- Séptimo.- Por la noche función popular gratis en el Cine Variedades.

Día 21.- Se ha acordado que ese día cierre el comercio sus puertas a las 10 de la mañana, a fin de que todos los empleados disfruten de libertad el primer día de Gobierno en la Capital provisional del Estado. Por la noche gran baile en el Salón de la Lonja, que ofrece el Estado Mayor a la culta sociedad de este Puerto y también serenata en el Parque de la Reforma.

Tuxpeños: Tened presente, mañana vuestro simpático Puerto es elevado al rango de Capital del Estado. Engalanad vuestras casas y concurrid en masa a presenciar acto tan solemne como es el que se va a verificar. Tuxpan, Junio  de 1914.

El encargado de pronunciar el discurso oficial fue el Sr. Andrés de la Rosa. Se transcribe parte de él:

 

“Aún se escucha el estruendo de la dictadura del traidor Victoriano Huerta: aún se perciben los clamores de las legiones libertarias en la persecución de la colosal obra del mártir de la democracia, Don Francisco I. Madero: los cañones de la libertad anuncian al mundo democrático del pueblo Mexicano contra la opresión cae la oprobiosa era de las persecuciones y de la infamias; se derrumba el pedestal de ignominia que alzará el nefasto Huertismo demolido por las iras de un Pueblo que se levanta soberbio, proclamando sus derechos conculcados, al grito de ¡Viva Carranza! ¡Vívale Ejército Constitucionalista! Toma las riendas del Estado el Jefe Militar triunfador y entra en los campos de batalla para después ir a los laberintos de la política el Sr. Gral. Cándido Aguilar, quien ni por un momento desalentara la idea de la reivindicación de la causa noble. De hoy por siempre. Este Tuxpan noble y bravo, será apreciado en su justo mérito, los retrogradas que lo consideraban débil, verán con asombro su resurrección y el poderoso y vivido sol de la victoria que ya alumbra por los horizontes de la república, alumbrará las fértiles campiñas Tuxpeñas. Enorgullezcamos Tuxpeños. El Gral. Aguilar Velara por la suerte de los Tuxpeños: a él y a sus colaboradores toca cimentar la obra de nuestra regeneración y confiad en la probidad, en la honradez y en el acrisolado patriotismo de este muy digno Jefe del Ejército de la Libertad y Supremo guardián de nuestros destinos, el C. Cándido Aguilar Tuxpeños: ¡Viva la Revolución triunfante! ¡Viva el Gobernador ungido por las auras de la Libertad!”


Lo último en el Heraldo